jane the virgin

La comedia que sorprendió

En Estados Unidos va por su segunda temporada, mientras que en América Latina podrá conocerse la primera a partir del próximo martes, por la señal Lifetime. Hablamos de Jane the virgin, la serie que catapultó a la fama a su protagonista, Gina Rodríguez, ganadora ya de un Globo de Oro a Actriz de Comedia por este trabajo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jane the virgin

Se trata de la versión americana de la telenovela venezolana Juana la virgen, que cuenta la historia de una latina que quiere permanecer virgen y, por un error, termina siendo inseminada. Si bien tiene muchos temas femeninos y latinos, la comedia apunta a un público amplio y, por lo visto, convence.

Cuando Jane Villanueva era una niña pequeña, su abuela Alba le enseñó dos cosas muy importantes: las telenovelas son la mejor forma de entretenimiento y las mujeres deben proteger su virginidad a toda costa. Pues bien, a los 23 años la vida de Jane tomará características de telenovela latina y lo de la virginidad tendrá mucho que ver en esa transformación.

La joven estudia para ser maestra mientras trabaja en un nuevo y lujoso hotel de Miami, impulsada siempre por su sueño de ser escritora. Ha crecido viendo telenovelas junto a las dos mujeres que la criaron, lo que le ha proporcionado una visión poco realista del amor. Jane la traslada a su relación con su prometido Michael, quien la ama tanto que está dispuesto a respetar su decisión de permanecer virgen hasta el matrimonio.

Pero la vida suele dar sorpresas y las de Jane comenzarán en un chequeo de rutina en el ginecólogo. El médico la insemina por error y nada menos que con el semen de Rafael, quien no solo es su jefe en el hotel sino que además es su antiguo amor platónico. Y se produce la catástrofe, dos semanas después Jane descubre que está embarazada… ¿Continuará con el embarazo? ¿Qué le dirá a Michael y a su familia? ¿Qué dirán el padre biológico y su esposa?

A pesar de haber sido siempre una persona responsable y de haber tomado las decisiones correctas, de la noche a la mañana la tranquila vida de Jane se ha transformado en un drama, complicado e impredecible, igual a las telenovelas que tanto ama.

Así comienza entonces la primera temporada de Jane the virgin, que Lifetime empezará a exhibir el próximo martes, a las 22 horas, con episodio doble. Mientras que en Estados Unidos ya se está viendo la segunda temporada, claro está que el centro de la cuestión ya no es la virginidad… pero no nos adelantemos.

Fenómeno

Jane the virgin es una adaptación de la telenovela venezolana Juana la virgen (2002), creada por Perla Farías. Pero mientras esta última es encarada como un culebrón, primando el drama y las lágrimas, la serie estadounidense se vuelca más a la comedia. Es así que Gina Rodríguez (31 años), su protagonista, se hizo acreedora el año pasado al Globo de Oro a Mejor Actriz de Comedia. Uno de los tantos galardones ganados por la serie, junto con un Peoples Choice Award, un Peabody Award y un AFI.

"Todo el mérito es de Jennie Urman. Ella ha sido capaz de entender la identidad cultural de una nueva generación creando un personaje con el que todos nos podemos identificar", dijo Gina al diario El País de Madrid al destacar la labor de la guionista de Jane the virgin. "Jane es Jennie y Jennie es Jane", agregó la actriz sobre la creadora de una historia que, como buena exponente de "lo latino", tiene mucho de realismo mágico, tanto en sus personajes como en las situaciones que viven.

Jane se debate entre dos amores.
Jane se debate entre dos amores.

La escritora cita a la productora Shonda Rhimes (Greys Anatomy, Scandal, How to get away with murder), series como Gilmore Girls (de la que fue guionista) y Ugly Betty, y la película francesa Amelie como sus mejores guías para escribir Jane the virgin.

"Tendría más problemas escribiendo sobre un hombre que sobre una joven de 24 años con las ideas claras, fuerte y que quiere ser escritora. Virgen o no, la entiendo a la perfección", señaló la guionista. "Sé que hablo de personajes muy específicos, pero nos hemos dado cuenta de que cuanto más personales, menos estereotipados y más alcance tienen", añadió esta escritora que trabaja rodeada de mujeres, caso excepcional en Hollywood. En el equipo de guionistas predominan las mujeres, tres de ellas son madres y doce de los veintidós capítulos de la primera temporada fueron dirigidos por mujeres. Si bien eso determina que los temas femeninos tenga cierta prioridad, como el derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo o la igualdad de oportunidades para ambos sexos, la comedia no descuida temas más universales, aunque más cercanos a los latinos, como la situación de los inmigrantes en los Estados Unidos. "Todos queremos lo mismo: amor, éxito, salud. Queremos caer bien y nos da miedo el fracaso", resumió Gina en lo que podría servir como explicación del éxito de la serie.

Más que latina

El éxito de Gina Rodríguez va más allá de su ascendencia latina, es algo que la actriz quiere que quede claro. Y para ello propone siempre el mismo juego. "Consiste en ponerme una sábana por encima y contar mi historia", detallaba a El País de Madrid. "Me llamo Gina. Me crié en Chicago, me encantan las carreras de coches, empecé como bailarina y, después, actriz. Estudié en la Escuela de Arte Tisch de la Universidad de Nueva York, mi hermana mayor trabaja en un banco en Boston, encargada de inversiones, y la mediana es doctora. ¿De qué etnia soy?".

¿Usted diría latina? Gina cree que no y que, por lo tanto, ese dato no debería condicionar su carrera. Por eso se ha empeñado en rechazar papeles que responden a estereotipos hispanos -empleada doméstica, mula, esposa de un pandillero- aunque aclara no tener nada contra quienes les toca serlo. "Siempre rechacé el hecho de que mis opciones estaban limitadas por mi color de piel. ¡Esto es América! ¿Te imaginas que piense que nunca podré ser un superhéroe por mi color de piel? ¿O hacer de presidente por culpa de mi sexo o de mi raza? Sin embargo toda mi vida me he tenido que enfrentar a estas dudas. ¿Con tu acento vas a ir a la Universidad? Afortunadamente crecí en un hogar rodeada de mujeres con coraje que me han enseñado a no sentirme restringida por la manera que tienen otros de ver el mundo", ha dicho con orgullo.

En Estados Unidos ya se emite la segunda temporada.
En Estados Unidos ya se emite la segunda temporada.

Su familia le inculcó cosas como las frases "Hoy va a ser un gran día. Puedo y debo", que le repetía su padre, que la belleza viene por dentro o que los únicos límites que existen son los que uno se pone. A los 7 años empezó bailando salsa en un grupo de danza y siguió hasta los 17, época en la que se convirtió en uno de los trece adolescentes aceptados por la Universidad de Columbia para su programa de teatro. De ahí pasó a la Universidad de Nueva York, con docentes como los actores Philip Seymour Hoffman y William H. Macy, y el director y guionista David Mamet. Le advirtieron que solo el 1 % se graduaba con honores, Gina se propuso estar dentro del porcentaje y lo logró.

Su carrera se la pagó su hermana mayor, si bien su familia quería que fuera abogada. "Llegamos a un punto medio donde los convencí que como actriz podría hacer de abogada", bromeó Gina al respecto. Por eso de huir de los estereotipos, declinó trabajar en la serie Criadas y malvadas. "Los artistas no solo tenemos que convencernos, enamorarnos, distraernos. Tenemos que ser facilitadores de sueños, una herramienta para la educación, para el cambio", ha destacado quien resultó elegida para Jane the virgin entre centenares de candidatas, siendo la tercera en entrar al casting.

Con Frida Kahlo y Audrey Hepburn como ídolos, también destaca el cambio provocado en la TV por artistas como América Ferrera (Ugly Betty) y George López (Real husbands of Hollywood).

Actualmente, Gina vive en Los Ángeles junto a su novio, el actor hispano Henri Esteve, de la serie Revenge. Fue él quien le eligió el vestido que lució la noche en que ganó el Globo de Oro, un cambio obligado porque el diseñador que había elegido, el dominicano Oscar de la Renta, había fallecido. Tras abrazar a su hermana Yveliss, la actriz agradeció el premio dedicándoselo a la cultura que representa, de la que dijo "quieren verse como héroes". "Está claro que soy parte del cambio", apuntó una de las sorpresas de la ceremonia 2015.

El nuevo desafío

"Mi vida estos últimos meses sí que parece una telenovela", ha dicho Gina tras el éxito de la primera temporada de Jane the virgin. La buena noticia: eso habilitó la realización de una segunda; la menos buena (o complicada): hay que mantener el nivel y, si se puede, superarlo. Está claro que en el segundo año la virginidad ya no es un tema (si no quiere saber cuál es, pare de leer y pase al siguiente párrafo), sino que lo será el niño nacido al final de la primera temporada. Cómo Jane afrontará la maternidad.

Se puede adelantar que habrá nuevos rostros conocidos como invitados, entre ellos Britney Spears, repitiendo lo hecho por Paulina Rubio, Juanes y Rita Moreno el primer año. Urman también anunció que habrá dos bodas, incluida la de Jane. ¿El novio? En las redes sociales se dividen entre Michael (Brett Dier) y Rafael (Justin Baldoni). "Yo también estoy entre dos aguas", confesó Gina.

Jane quiere permanecer virgen hasta el matrimonio... pero queda embarazada.
Jane quiere permanecer virgen hasta el matrimonio... pero queda embarazada.

"La forma en que está escrita la serie hasta ahora está cambiando. Hay mucho más realismo mágico yendo hacia atrás y hacia adelante en la fantasía de Jane", señaló la portorriqueña Ivonne Coll, quien interpreta a la abuela de Jane, papel por el que fue nominada como Mejor Actriz de Reparto por la Imagen Foundation.

En tanto la guionista Urman aclaró que, si bien lo hispano y femenino siguen estando muy presentes, la comedia no deja de ser una serie más ni para mujeres, ni para latinos-, que intenta entretener a la audiencia con temas universales. "Jane the virgin es una carta de amor a las telenovelas, que se divierte con ellas pero también utiliza su melodrama y fantasía para acercarse a la realidad cotidiana", destacó.

"Lo nuestro es una comedia con bastante drama. El viaje de una joven hispana por una sociedad multicultural como es la estadounidense, que tiene poco de telenovela y más de realidad", agregó, por su parte, Gina sobre una historia que tardó en llegar por estos lares pero, por suerte, lo hizo.

Historia

A los 23 años, la vida de Jane Villanueva cambiará por completo cuando, tras una visita de rutina al ginecólogo, termine inseminada por error. Semanas después se confirmará un embarazo difícil de afrontar para una latina que recibió de su abuela dos enseñanzas: las telenovelas son la mejor forma de entretenimiento y las mujeres deben proteger su virginidad a toda costa. ¿Qué hará Jane con esta situación?

Los problemas latinos están presentes, pero no son los únicos.
Los problemas latinos están presentes, pero no son los únicos.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)