CARNAVAL

Claudia Fernández se coronó en la fiesta de Melo

Por séptimo año consecutivo, Claudia Fernández cerró el Carnaval de Melo, la fiesta que cuenta con cada vez más presencia de famosos. La conductora se puso las plumas y desfiló al ritmo de candombe por 10 cuadras y en compañía de Gladys Florimente.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Claudia Fernández

“Fuimos con una cuerda de tambores porque soy uruguaya y es mi ritmo”, dijo. A una semana de su participación, Fernández revela los detalles de su traje, que “nunca es cómodo” y también declara que se siente referente para las mujeres. “Me llevó muchos años pero lo siento”, asegura.

—¿Cómo viviste tu participación el fin de semana en el Carnaval de Melo?

—Primero que nada, con muchos nervios. Estuvimos rezando para que no lloviera. Los pronósticos daban agua pero por suerte no llovió y fue una noche increíble.

—¿Qué es lo que más disfrutás?

—La gente. Cada año viene más público y lo más es lindo es que todo se hace en armonía y en orden. Habría 30.000 personas y no hubo un problema. En Montevideo seguramente ya no se pueda hacer algo así. En las Llamadas, por ejemplo, siempre algún lío se arma.

—Fue tu séptima participación en Melo y la primera de esa modalidad de "carnaval de famosos"...

—Sí, fui la primera y también me gusta tirar ideas. Al Fata (Delgado) lo vengo pidiendo hace años y ahora se sumó. Fue un éxito. La gente se levantó de las gradas e iba detrás del carro donde iba Fata con su banda. Tito Esperanza la rompió también. Igual que Gladys Florimonte.

—¿Cuánto ha evolucionado el carnaval de Melo desde tus primeras participaciones?

—Mucho. Ahora no solo participa la población local. No quedan hoteles disponibles o vas a un lugar a comer y hay que hacer cola. Está repleto. Este año, en el trayecto que hice desde el hotel hasta donde se hace el desfile (la Av. Aparicio Saravia) vi en todas las esquinas un mediotanque y familias enteras vendiendo. En los primeros años eso no se veía. Había puestos pero solo en la zona del desfile. Ahora es como que toda la ciudad se paraliza para la noche del carnaval.

—Cada año estrenás un traje en Melo, ¿cómo fue la selección de este modelo?

—El diseño es del argentino Marcelo Péndola, como todos los años. Lo elegí en un viaje a Buenos Aires e hice la primera prueba. Viajé luego sola a buscarlo y el elemento sorpresa siempre es el color: Marcelo esta vez eligió las plumas verdes.

—¿Qué es lo importante del traje?

—El brillo y las plumas, que tenga movimiento.

—¿Y la comodidad?

—(Risas) No, eso es imposible. Siempre es incómodo, más en un desfile de 10 cuadras como este. Lo hicimos en dos horas. Terminé casi descompensada. En las últimas dos cuadras es donde más se baila porque ya no son sillas de la Intendencia, sino que la gente que va con su reposera y son los que más arengan. Si bien todo el público es aplaudidor, grita y te dan para adelante, ellos son los que más te reclaman.

—En la ruta te cruzaste con una excursión, ¿Cómo fue ese episodio?

—Muy gracioso. Cuando íbamos en viaje, paramos en Mariscala a comer. Vimos que había una excursión y el chico que la organizó empezó a decirle al grupo: "Les dije, les dije que había que venir hoy que estaba la Fernández. Acá la tienen". Nos sacamos fotos con todos y él luego me dijo: "Vendí la excursión con tu foto en el folleto". Ahora se sacó otra foto para vender la excursión del año que viene al carnaval de Melo. Esas cosas están divinas.

Fotos: Daniel Ayala. 
Fotos: Daniel Ayala. 

—¿Te gustaría que otras ciudades hicieran también algo parecido, con convocatoria de famosos?

—Sí, y hay varias que lo están haciendo.

—¿Te han convocado de otros carnavales?

—Sí, este año me llamaron también de Artigas, pero no pude ir. Estaba grabando los capítulos de Escape perfecto famosos y se me complicó para ir. También me invitaron al carnaval de Corrientes (Argentina) y ya me comprometí a que voy a ir el año próximo, siempre que no me coincida con el carnaval de Melo.

—Te acompaña tu marido al carnaval, ¿qué opina de la fiesta?

—Le encanta. Después nos fuimos a comer y estuvimos bailando con una banda local hasta las 4:30 de la mañana.

—El domingo regresó Bendita TV, ¿cuáles fueron tus sensaciones?

—Estuvo divertido. Ya estaba extrañando.

—¿Cómo va a seguir tu año?

—Estoy trabajando muchísimo con muchas marcas desde mi Instagram. Ser referente con las mujeres uruguayas no es fácil. Me costó muchos años, pero hoy siento el cariño y el respaldo de todas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)