curiosidades 

Cinco cosas que no sabías sobre Victoria Beckham

Grabó discos y rodó una película con las Spice Girls. Lanzó un álbum solista y solo vendió 50 mil copias. Se casó con David Beckham y tuvieron cuatro hijos (se especula que estarían esperando el quinto). Cantó a dúo con Elton John. Y creó una marca de ropa valuada en 30 millones de dólares.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La Spice Girl más elegante es una gran empresaria

1 - MISS EXTRAVAGANCIA.

Los Beckham son puro derroche, no escatiman.

El nombre de la mascota de la casa los delata: el bulldog se llama Coco Chanel. El hobby favorito de Victoria Beckham es ir de compras. Invirtió 2 millones de euros en 100 Birkins (bolso del diseñador Hermès). Es vecina de Valentino y dice que no hay nada mejor que eso. Si no viviera en Los Ángeles, elegiría Nueva York.

Confesó que odió el estilo "Gucci de cuero total" que usó su marido años atrás. El futbolista le pidió matrimonio con un anillo de tres quilates de Boodle & Dunthorpe, y él se puso una banda con 96 diamantes: gastó 242 mil euros en el compromiso. Y otros 600 mil en la fiesta de bodas. Se casaron y se mudaron a una mansión apodada Beckingham Palace por el lujo con el que vivían.

2 - FUE VÍCTIMA DE BULLYING.

La hoy elegante por excelencia fue una chica del montón.

No pasó nada bien en su infancia. Victoria Adams ó Beckham (apellido que adoptó de su marido) no era una chica de calendario. Con 13 años vivía preocupada por su piel. No medía 1,80 ni tenía piernas largas. Sufrió la adolescencia en una escuela pública. Se sentía diferente al resto, "no se lo deseo a ningún niño".

Siempre le interesó la moda. Y trabajó para convertirse en un ícono fashionista. No sale de su casa sin delineador, crema de manos y tarjeta de crédito. Y no puede vivir sin sus rulos de velcro. No en vano la apodaron Posh Spice (la Spice Girl más elegante). En un momento se puso implantes mamarios y luego se los quitó. Publicó un libro de moda titulado Esa media pulgada adicional: cabello, tacones y todo lo demás con el objetivo de compartir con sus fanáticas lo aprendido en esta última década a nivel estético y personal: desde cómo vestir para una gala hasta cómo sentirse segura y lucir espléndida al salir de casa. "He sido una chica común que tuvo suerte", dijo.

3 - NO LEYÓ SU AUTOBIOGRAFÍA.

No le gustan los libros, prefiere las revistas de moda.

Sus declaraciones a la revista Chic en 2005 causaron espanto. Victoria Beckham, en aquel entonces madre de tres varones (su hija Harper nació en 2011), confesó que jamás había leído un libro porque no tenía tiempo, "prefiero escuchar música". Es más, reconoció que ni siquiera se interesó en Aprendiendo a volar, su autobiografía publicada en 2001. Allí se dieron a conocer datos picantes: Victoria explotó al ver a a su marido, David Beckham, en la portada de los diarios abrazado a otra chica. "Le di varios puñetazos".

En el libro admitió, además, que fue anoréxica en la época de las Spice Girls. Le dijeron que debía bajar unos kilos y empezó a hacer locuras para adelgazar. No paraba de mirarse en el espejo. Estaba tan obsesionada con su cuerpo y solo ingería verdes. En un viaje a Japón no encontró las verduras que le gustaban y dejó de comer durante varios días. Se obligó a seguir una dieta balanceada cuando quedó embarazada de Brooklyn, su primogénito.

4 - SE SIENTE MÁS EXITOSA QUE FAMOSA.

Su línea de ropa marca tendencia mundial.

Primero se metió en el mundo de los perfumes: produjo 25 fragancias en un año. Dio el gran mojón en 2008 al crear su propia línea de ropa llamada DVB (David Victoria Beckham). La meta de esta reina en elegancia es que las mujeres se vean como "la mejor versión de sí mismas". Se prueba todos los modelos para ver "cómo se sentirá quien los lleve puesto, ¿estoy cómoda?, ¿me favorece?", se pregunta.

Muchas celebridades han elegido sus vestidos y accesorios: Beyoncé, Oprah Winfrey, Gwyneth Paltrow, Sarah Jessica Parker. Ama ser diseñadora y no necesita vacaciones. La revista Management Today la eligió como la emprendedora del Reino Unido en 2014. La empresa vale más de 30 millones de dólares.

5 - NO LE CAE BIEN NAOMI CAMPBELL.

Contó la anécdota en su autobiografía

El primer contacto de Victoria con el mundillo de las celebridades se produjo en un desfile de Versace. Llegó a Milán y en el aeropuerto la esperaban hombres con trajes negros, lentes oscuros y un ramo de rosas en la mano. Pensó que detrás suyo venía alguien de la realeza pero las flores eran para ella.

En el desfile coincidió con Kate Moss, que se le acercó y le presentó a Demi Moore, Janet Jackson y varias figuras más. Entre tanta diosa estaba Naomi Campbell, que la miró con desprecio y le lanzó, "¿por qué te llaman posh (elegante)? Sin pelos en la lengua, Victoria contestó, "exactamente, ¿por qué te llaman guapa?" Según dijo, el contraataque fue solo una pose, "me sentía sola y deseaba estar en casa con mi familia".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)