CURIOSIDADES

Cinco cosas que no sabías de Sandra Bullock

Ganó visibilidad con Máxima Velocidad. Después vinieron comedias como Fuerza de la naturaleza, Mientras dormías, Miss Simpatía, La propuesta. Actuó en el drama 28 días, Vidas Cruzadas y Un sueño posible, que le valió el Oscar.

Sandra Bullock
Sandra Bullock

1 - HABLA COMO UN CAMIONERO.

Dice que puede ser muy masculina si se lo propone.

Sobre las diferencias entre actores y actrices en Hollywood, Bullock opina que en realidad lo único que importa es el dinero, así que si en un estudio ven que una mujer puede atraer más público harán más películas con esa persona. "Esperemos que no sean solo excepciones y termine convirtiéndose en algo normal, sin preguntarnos dónde conseguir roles buenos". Ella dice que puede ser tan masculina que la gente hasta llega a olvidarse de que es una fémina. "Es hora de que afrontemos la realidad: las mujeres decimos malas palabras. Yo misma hablo como un camionero. Y cuando dicen, no, las mujeres no hablan así, soy la primera en decir que no es cierto: insultamos todo el tiempo", dice quien prefiere evitar las escenas de sexo.

2 - ESTUVO EN NUEVA YORK EL 11S.

Luego filmó una película sobre este trágico atentado de 2001.

Esta mujer que encontró en la comedia su autodefensa para afrontar las dudas que la invadían empezó a recibir propuestas para hacer papeles dramáticos después de ganar el Oscar por Un sueño posible (John Lee Hancock, 2009). Interpretar a esa mujer que perdió a su marido en el atentado a las Torres Gemelas en Tan fuerte y tan cerca (Stephen Daldry, 2011) fue muy removedor para Bullock. Ella suele trasladar los eventos trágicos de su vida a la actuación y había sido testigo presencial de la tragedia. Sandra Bullock estaba en Nueva York el 11 de setiembre de 2001 y vio cómo el segundo avión chocaba contra la torre. "En apenas un segundo vi que toda la ciudad se reunía para ayudar de una forma que no hubiera imaginado. Nadie se lo cuestionó. Tengo muchos recuerdos y emociones de ese día. Algunos ni los registro porque la mente no me lo permite. Espero que nunca me dejen las vibraciones de lo que viví porque me permitió darme cuenta de muchas cosas que nunca antes había imaginado".

3 - SOÑABA CON SER BAILARINA.

Jamás pensó que podría ganarse la vida como actriz.

Le fascina la danza y tomó clases durante la adolescencia pero supo que no podría dedicarse de forma profesional debido a su tamaño. También fue gimnasta, aunque hoy se aburre de pensar en hacer ejercicio en una sala de aparatos. Nunca soñó con filmar películas. Creció rodeada de cantantes de ópera y veía que ellos tenían un oficio muy sacrificado. "Necesitaban tener un trabajo formal para poder seguir haciendo lo que les gustaba, así que al visualizar mi futuro creía que trabajaría en Nueva York de día y haría teatro solo por la noche", contó. Sandra Bullock dice que en su próxima vida le gustaría ser atleta y durante el rodaje de Gravity puso algo de eso en práctica. Entrenó seis meses antes de grabar para afrontar el desafío físico: "Para simular la gravedad cero estuve la mayor parte del tiempo suspendida en el aire por un sistema de doce cables y tuve que aprender a moverme como si estuviera flotando", contó.

4 - CLOONEY: UN AMOR PLATÓNICO IDEAL.

Se conocieron antes de estar en el cine.

Conoce a George Clooney desde antes de que entraran a la industria del cine y asegura que es la misma persona que hace veinte años: bondadoso y nada narcisista. Compartieron elenco en Gravity (Alfonso Cuarón, 2013) y dice que da gusto trabajar con él: "Lo admiro demasiado". Además, está cada vez más guapo: "Es el tipo de amor platónico que hay que tener ¿Cuántas personas provocan este efecto? Él lo hace constantemente". Dice que es el ser más divertido que conoce, hace reír a todos y cuando llega a un lugar "es como si la luz entrara en la habitación". A Clooney le encanta hacer bromas y una vez tiró a Bullock a una piscina en medio de una fiesta.

5 - LE DA VERGÜENZA SER MILLONARIA.

Su principal lujo es ir a la manicura una vez por semana.

Su madre era cantante de ópera, y en su familia nadie pensaba en enriquecerse con la profesión. Así que ahora cuando gana cifras millonarias no lo celebra, sino que siente vergüenza de tener mucho más dinero que el promedio. Su mayor lujo es ir a la pedicura y manicura una vez por semana. Mientras tenga las uñas prolijas se siente linda. Anda con poco arreglo durante el día: se hace un moño y se pone un jean. Dijo que debería empezar con las limpiezas faciales pero no se lleva nada bien con eso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)