5 COSAS QUE NO SABÍAS DE...

Cinco cosas que no sabías de Pamela Anderson

La descubrió un fotógrafo en un partido de fútbol y se convirtió en chica Playboy. Pamela Anderson saltó a la fama con la serie Baywatch y fue el ícono sexual de los ‘90. Tiene 50 años, escribió tres libros, se hizo vegana y dirige una fundación.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Archivo El País

1 - POETA Y ESCRITORA.

Lleva tres libros publicados a lo largo de su carrera.

Es nieta de un poeta y escribe desde niña. Publicó su primer libro titulado Star en 2010, se convirtió en best seller y al año siguiente salió a la venta su segunda novela autobiográfica, Star Struck. La madre de Pamela Anderson se horrorizó al toparse con este material y dijo que le daría una paliza. Star relata los primeros años de carrera del sex symbol por excelencia. En Star Struck se animó a realizar confesiones más íntimas y eróticas. "Cuando lo estás escribiendo te crees valiente, pero luego te encuentras con que todo el mundo puede leerlo", dijo. En 2015 viajó a Europa a promocionar Raw, una recopilación de poemas e imágenes sexys. Lo recaudado fue a parar a la fundación Pamela Anderson que protege los derechos de los animales y el medio ambiente.

2 - CASI MUERE DE HEPATITIS C.

Le dieron 10 años de vida y cayó en la auto destrucción

Se agarró la enfermedad haciéndose un tatuaje. Compartió la aguja con quien era su marido en esa época y padre de sus hijos, Tommy Lee Jones. El baterista de Mötley Crue y pareja de la actriz negó tener el virus y ella fue diagnosticada apenas se divorció de él. El médico le dijo que le quedaban diez años de vida y se descontroló. Le daba pánico estar sola, se volvió alcohólica y contrajo una cantidad de deudas. El fotógrafo David LaChapelle le aconsejó que aceptara todo lo que le ofrecieran y tomó el consejo. Odiaba los reality shows pero daban mucho dinero y optó por meterse en varios, incluso participó de uno en la India. "No me arrepiento, conocí el país, aprendí a bailar". Pasó veinte años "salvajes", envuelta en líos y con vínculos enfermizos, como el que tuvo con Tommy Lee Jones. Éste estuvo en la cárcel durante cuatro meses por ejercer violencia doméstica en contra de la actriz. Pamela Anderson salió a flote cuando optó por un camino spiritual: empezó a practicar meditación y pilates.

3 - FUE VÍCTIMA DE ABUSO SEXUAL.

La violaron en reiteradas ocasiones durante la infancia.

Tenía apenas seis años cuando su niñera la atacó y fue muy difícil para ella entender y hablar la situación. Cuando tenía 12 años fue a la casa de un amigo de su hermano y mientras jugaban, un joven de 25 años hizo que Pamela le hiciera un masaje en la espalda que desembocó en una violación. Tiempo después, un compañero del colegio abusó sexualmente de ella junto a seis amigos. "Quise desaparecer de la tierra", confesó. Después de todas estas traumáticas experiencias que la convirtieron en un ser introvertido, apareció Hugh Hefner y la vida en la mansión de Playboy para salvar su vida. "Que me permitan exponer las partes vulnerables de mi cuerpo, me ayudó. Recuperé el poder. Playboy fue mi universidad. Allí sentía confianza. Los traumas de la infancia me sirvieron para sobrevivir sin sentir lástima de mí misma". Pamela tiene dos hijos (Brandon de 21 y Dylan de 20) y siempre les aconseja que respeten a las mujeres.

4 - NUNCA SE SINTIÓ BELLA NI ERA RUBIA.

Se ocultaba detrás de la larga cabellera.

No teme envejecer porque sueña con ser abuela. La descubrió una agente en 1989 mientras miraba un partido de fútbol, pero ella jamás se creyó linda. Era tímida y le gustaba disfrazarse. Le pedía a sus novios que la maquillaran y le divertía jugar con sombreros. Pero no quería ser cool. La cabellera dorada fue parte de la marca registrada de Pamela Anderson. Pero confesó que no es rubia de nacimiento. Su madre le enseñó a teñirse el pelo y no permite que nadie lo manipule. Se lo decoloraba con un producto de cinco dólares y cuando grababa Baywatch se levantaba a las tres de la mañana para ir a la casa de una amiga y que la peinara. "A las cuatro estaba en el set pero no quería que nadie me lo tocara".

5 - SUS HIJOS CARGAN CON SU PASADO.

Los chicos sufrieron bullying en el colegio.

En el sexo le tocó de todo: que la empujaron, le dieran bofetadas y hasta que le escupieran la cara. Esas confesiones y su pasado como chica Playboy influyeron en la vida de sus hijos que debieron soportar las bromas y cargadas de sus compañeros de clase. La familia vivió la peor humillación cuando se viralizó un vídeo porno que Pamela grabó con Tommy Lee Jones, su exmarido, en plena luna de miel. "Fue devastador, demasiada presión. Tuve que hablar con mis hijos porque escuchaban comentarios en el colegio". Pero ni siquiera en su época más salvaje se perdió un partido de los niños. Los llevaba en auto con el maquillaje corrido y pensaba, solo porque esté siempre cubierta de purpurina no significa que sea una mala madre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)