curiosidades

Cinco cosas que no sabías de Hugh Grant

Actor y productor británico. actuó en las comedias más taquilleras: Mickey ojos azules (1999), Notting Hill (1999), El diario de Bridget Jones (2001 y 2004), Un gran chico (2002), Love Actually (2003), Letra y música (2007), entre otras.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Archivo El País

1 - EL CELULAR Y OTRAS ‘MANÍAS’.

A veces almuerza en su cálido y cómodo Audi.

Es consciente de que si apagara el teléfono móvil su vida sería mucho mejor pero solo se desprende de él obligado, en los aviones, porque el celular no funciona. En el aire descubre que tiene gran poder de concentración.

Fue viajero compulsivo y coleccionó mapas antiguos. Necesita animales en su vida: su ideal sería tener 20 gatos bengalíes paseando por su casa. Es fanático del golf y ha participado en varios torneos. Solo baja música de internet de forma legal porque le exaspera el robo a la propiedad intelectual. Le asombra que se le acerquen para comentarle que han descargado sus películas gratis y siempre responde, "si me meto en sus casas a robarles las joyas no voy a ir diciéndolo públicamente".

2 - ES UN TALENTOSO ESCRITOR.

Estudió Literatura en Oxford y se graduó con honores.

Aún después de debutar en cine de la mano de Michael Hoffman en Privileged (1982), Hugh Grant realizó varios trabajos vinculados a la escritura: fue crítico de libros, guionó sketches cómicos para televisión e incluso redactó y produjo comerciales radiales.

El británico confesó que escribir es lo único que lo hace feliz y destacó el entusiasmo que le provoca el proceso creativo. También reconoció ser algo perezoso y vago en esta material.

Descartó tener en mente una autobiografía, "no creo que la historia de mi vida sea muy interesante". Y contó que culminó una novela titulada Slack, "pero me moriría de vergüenza si alguien llegara a leerla". El protagonista de esta historia es un hombre desafortunado, que pierde el empleo y empiezan a suceder un montón de cuestiones extrañas en su mente. Para escribirla, se inspiró en el sistema de vida norteamericano "que solo responde al lema de ambición, ambición, ambición y se traduce en trabajo, trabajo, trabajo. Muy deprimente".

3 - ATAQUES DE PÁNICO AL ACTUAR.

Tomó sedantes durante el rodaje de "Letra y música".

Hollywood es su lugar de trabajo y la actuación una actividad por la que recibe dinero. Disfruta todo lo vinculado a realizar películas, excepto el momento de actuar, "es muy estresante, me pongo tenso". Se paraliza ante las escenas que se filman en primer plano, no puede respirar ni pensar.

Sufrió ataques de pánico y se cuestionó si continuar o no con su carrera. Estuvo dos años sin aceptar papeles después de Letra y Música (Marc Lawrence, 2007) y aceptó retomar de la mano del mismo director con ¿Y dónde están los Morgan? porque "me gusta como escribe, me hace reír, lo conozco y fue como estar en familia".

Hugh Grant se apoyó mucho en su compañera Sarah Jessica Parker para resolver sus nervios, "es muy inteligente, graciosa, gran actriz y me sentí muy cómodo". Es muy autocrático. Siente pánico de verse y odia cada película que hizo. "No las miro, salvo que las enganche haciendo zapping, pero no las dejo más de diez minutos".

4 - SE FASTIDIA CON LA PRENSA.

Tiró una lata de legumbres a un paparazzi.

Ian Whittaker lo denunció por agresión. El reportero gráfico pidió permiso al actor para tomarle una foto, éste se enfureció y le lanzó, "ojalá tus hijos mueran de cáncer". Hugh Grant terminó arrestado tras ese episodio.

Ya tenía antecedentes. Salió del anonimato con Cuatro bodas y un funeral (Mike Newell, 1994) y los fotógrafos empezaron a sitiar su casa. Eso no le caía bien y una vez se encontró defendiéndose de uno de ellos con el paraguas de su madre. "Viví situaciones muy ridículas", confesó.

Se ha molestado en varias ruedas de prensa. En una ocasión, le preguntaron si en la vida real era igual que en las películas y respondió en tono de alarma, "no, tengo lados oscuros, estoy lleno de odio".

5 - DORMITORIO EN LA CASA DE SU EX.

Liz Hurley confesó que Hugh es su mejor amigo.

Elizabeth Hurley y Hugh Grant fueron pareja durante 13 años. La relación sufrió su mayor cimbronazo cuando él fue descubierto por los paparazzi con una prostituta dentro de su auto. Desde entonces, el actor británico aprendió a convivir con la idea de que en cada artículo que escribieran sobre él se mencionaría dicha "turbulencia".

Ambos rehicieron su vida y a pesar de que Hugh no fue invitado a la boda de Liz con Arun Nayar, la amistad se mantuvo intacta. "Tiene un dormitorio en casa, es parte de mi familia y nos vamos todos juntos de vacaciones", relató la actriz. Él tiene cuatro hijos y es un excelente padrino con Damian (hijo de Liz y Steve Bing), "lo llama papá".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)