curiosidades

Cinco cosas que no sabías de Drew Barrymore

Heredera de uno de los más importantes linajes de Hollywood, Drew Barrymore debutó en el cine a los 4 años en el clásico ET. Su niñez fue una pesadilla, pero logró encausar su vida, triunfar en el cine, los negocios, y formar una familia.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Archivo El País

1 - EL FILME "ET" LE SALVÓ LA VIDA.

Steven Spielberg ayudó a que construyera su confianza.

Dice que preferiría que sus pequeñas Olive y Frankie no eligieran el camino de la actuación, pero les dará la libertad para que ellas decidan. Tampoco quiere que usen celular hasta cierta edad. Pero a pesar de que no le gustaría que sus hijas fueran estrellas de Hollywood, no despotrica contra la profesión, ya que en su caso, se sentía mejor en el set de rodaje que en su casa.

Sus circunstancias personales eran tétricas, pero sus niñas "van a estar tan seguras y tendrán tanto amor que no necesitarán una película para mejorar su vida". En aquella época actuar era su gran deseo y ET (1982) no solo la catapultó a la fama sino que salvó su vida. La película de Spielberg significa algo especial y Drew Barrymore no ve la hora mostrársela a sus hijas de 4 y 2 años.

2 - PENSÓ QUE MORIRÍA A LOS 25.

Con los años ganó paz, confianza, una familia y una vida sana.

Declara que le gusta envejecer pero la realidad es que no quiere volver al pasado. Detrás del éxito y la fama se esconde una vida turbia entre adicciones, intentos de suicidio, internaciones y conflictos familiares.

Drew Barrymore no ansía volver a los 25, como muchas mujeres de 40 porque no cambia por nada del mundo "el conocimiento, la tranquilidad y todo eso que tanto trabajo le costó aprender". Escribió sus memorias en el libro titulado Wildflower, donde contó los momentos más significativos de su vida. Relata la historia de una niña falta de afecto, que a los 12 años ya había entrado en rehabilitación por alcohol, a los 14 se había divorciado legalmente de sus padres y acabó cumpliendo su sueño: encontró el amor y formó una familia.

A la actriz de ET le encantaba escribir pero no sabía a ciencia cierta si que iba a poder contar su historia a los 40, ya que una parte de ella tenía muchísimo miedo de morir a los 25 y su otra mitad confiaba en que el bien llegaría algún día.

3 - ES ÍNTIMA DE CAMERON DÍAZ.

Son tan unidas que se consideran hermanas.

"Nunca me sentí cómoda con esta especie de camaradería de la gente famosa", dijo Barrymore. Pero su historia con Cameron Díaz empezó de un modo mágico: se conocieron cuando tenían 14 años, Díaz no era actriz y Barrymore trabajaba de camarera alejada del mundo de luminarias que le había descarrilado la vida. Fue por esa época en que bautizó a la rubia de La máscara con el apodo de Poo Poo.

Unos años más tardes ambas compartieron plató durante el rodaje de la saga Los ángeles de Charlie. De vez en cuando, estas mejores amigas suman a una invitada al grupo: Gwyneth Paltrow, con quien suelen salir a cenar. Barrymore dijo que su actividad preferida es cocinar, pasear y hacer ejercicio y que ninguna de las dos disfruta yendo de compras.

Recientemente Díaz publicó un libro en el que defiende lucir las arrugas que van apareciendo en la piel, y su colega más querida la apoyó compartiendo una selfie con la cara lavada.

4 - TIENE MALA SUERTE EN EL MATRIMONIO.

Tres veces se divorció de sus maridos.

Aunque Drew Barrymore tiene una de las listas de conquistas más extensas de Hollywood, tiene mala suerte para mantener el amor con sus parejas. Se casó por primera vez en 1994, cuando cumplió 19 años con Jeremy Thomas y cinco semanas después pidió el divorcio.

Siete años más tarde contrajo segundas nupcias con el actor de Jackass Tom Green: esta vez el enlace se extendió durante cinco meses. En 2012 la actriz se casó con un tercer pretendiente, el consultor de arte Will Kopelman. Con él fue madre por primera vez. Juntos tienen dos niñas: Olive (4) y Frankie (casi 2). A pesar de la solidez que mostraba la pareja, hace unos días la actriz anunció que volverá a divorciarse.

5 - SUS PADRINOS SON MITOS DE HOLLYWOOD.

Es nieta y ahijada de grandes nombres del cine.

Steven Spielberg y Sophia Loren son sus padrinos, por eso el director se ha comportado como su mejor consejero, "aunque algunas veces no quise que viera mi peor versión", dijo Barrymore. Fue el cineasta quien le aconsejó no posar desnuda y luego de ver la foto de su ahijada en la tapa de Play Boy en 1995, "me mandó una pollera escocesa muy larga y una nota que decía tápate", contó la actriz. 

Fue de él que heredó la inquietud creativa. Barrymore publicó dos libros, uno a los 15 sobre su problemática niñez, y otro en 2014: un libro de fotografía que se convirtió en un éxito de ventas. También desarrolló su faceta productora, fundando Flower Films, y su lado empresarial al frente de una línea de maquillajes y de vinos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)