CURIOSIDADES 

Cinco cosas que no sabías de Clive Owen

Debutó en teatro con 13 años y no paró más. Clive Owen saltó a la fama por su rol en Closer, luego hizo Niños del hombre, el thriller Intruders, Elizabeth: la edad de Oro, y protagonizó la serie The Knick con un papel desafiante.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Archivo El País.

1 - TIENE LOS PIES EN LA TIERRA.

Dice que para triunfar es crucial no distraerse.

Se basa en la intuición para elegir los guiones y no busca personajes concretos, sino roles que le impliquen un desafío. Clive Owen dice que para triunfar es clave evitar las distracciones, ya que "cuando te empieza a ir bien es fácil despistarse por el dinero, la fama y las mujeres. Actuar impone mucho sacrificio y estar concentrado". Cuando era más joven fantaseaba con ir tras ciertos papeles, hoy solo le importa el presente. Fue nominado al Oscar por su rol en Closer (Mike Nichols, 2004) pero perdió. Ganar la estatuilla no lo obsesiona porque haber sido incluido en la terna ya fue un sueño. "Tenía invertido mi corazón porque había estado en la producción de teatro original de Closer y llevarla al cine fue increíble".

2 - TEMÍA NO SER BUEN PADRE.

Está feliz por la familia que formó. Esa es su principal fortuna.

Clive Owen es hijo de Pamela y Jess Owen. Su padre era cantante de música country y lo abandonó cuando tenía tres años. Al actor lo crió su padrastro. No volvió a ver a Jess hasta que cumplió 19, y nunca lograron reconstruir el vínculo. No le gusta hablar de este tema. Es escueto y solo dice que tuvo una infancia dura. Pero la ausencia de su progenitor hizo que la paternidad le despertara temores: "Mi mayor miedo es ser padre, ahora tengo que estar atento a dos jovencitas (Hannah de 20 y Eve de 18) que quiero que estén bien". Su profesión le exige viajar constantemente y pasar muchos días fuera de casa, pero siempre que retorna intenta estar lo más presente posible. Cuando eran chicas las llevaba y traía del colegio y pasa todas sus vacaciones en familia sin moverse de su casa para disfrutarlas. "Es difícil porque a los chicos les gusta la rutina, saber dónde está el papá. Siempre están inseguras porque no saben cuándo voy a aparecer. Es duro para ellas y para mí pero estamos conectados gracias al teléfono".

3 - ELOGIÓ A LUIS SUÁREZ.

El fútbol es su gran pasión y es fanático del Liverpool.

Planifica su vida alrededor del fútbol. En los sets de grabación donde trabaja Clive Owen saben que debe haber un televisor pronto para que él pueda ver al Liverpool. El actor es enfermo por este popular deporte, y su mujer, Sarah-Jane Fenton, no entiende cómo puede invertir tanta energía y emoción en ello. Sufre tanto por las derrotas de su equipo que necesita llamar a un amigo a cualquier hora para descargarse. Clive Owen recurre a varias analogías futboleras cuando le realizan entrevistas. Y en una ocasión mencionó al uruguayo Luis Suárez, exdelantero del Liverpool, para hablar del Dr. Thackery, rol que interpretó en la serie The Knick. Este médico adicto a la cocaína y heroína hace cirugías increíbles y Clive comparó su accionar con el de sus ídolos: "Ves a Zidane dar un cabezazo en una final del mundo o a Luis Suárez mordiendo a alguien y pensás, esos tipos son brillantes en lo que hacen, pero tienen eso dentro".

4 - DAVID BOWIE LO HIZO SER QUIEN ES.

Fue gran influencia durante su adolescencia

Para este británico de 52 años cuyas pasiones son la actuación y el fútbol el 10 de enero de 2016 no fue una fecha más. Ese día murió David Bowie y quedó súper compungido. Es que Clive Owen declaró que este artista londinense fue su ejemplo a seguir cuando en su casa no veían con buenos ojos que se dedicara al arte. "Cambió mi vida, me hizo ser quién soy. Lo vi solo dos veces en conciertos, nunca en persona, pero luego comprendí que su muerte me conmocionó porque me vi como un adolescente criado en una familia donde la actuación no era una opción. La capacidad de Bowie de crear un mundo en el cual expresarse libremente despertó mi deseo de probar ".

5 - NO PODRÍA TENER OTRA PROFESIÓN

Decidió ser actor a los 13 años y nunca dudó.

Mientras hacía el secundario nadie tomaba en serio sus ganas de ser actor, ni creían que fuera a anotarse en una escuela de arte dramático. No era buen estudiante y cuando a los 13 años le dieron el rol de Artful Dodger en una obra escolar supo que no podía hacer otra cosa que actuar. "Siempre tuve la misma pasión. Era lo único que me interesaba". Había un teatro en su ciudad natal (Coventry) y eso lo motivó aún más. Clive recuerda que andaba para todos lados con Dominic, un chico que quería ser guitarrista. Eran los freaks del colegio, "pero yo fui muy obstinado". Se mudó a Londres, se unió a una compañía de teatro juvenil y en una gira conoció a su mujer, Sarah-Jane Fenton, y no se separaron más.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)