CURIOSIDADES

Cinco cosas que no sabías de Bruce Willis

Fue John McClane en la saga Duro de Matar, protagonizó Arma Mortal pero también le escapó al género acción con una cantidad de filmes taquilleros: Sexto Sentido, Nuestro Amor, Mira quién habla, El Quinto Elemento, Sin City, Doce Monos, Armageddon, etc.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Archivo El País.

1 - SE DISFRAZA PARA SALIR.

Es perfil bajo; no eligió la profesión por la fama.

No para de repetir que su vida personal lo llena de felicidad. Para Bruce Willis la fama es puro cuento y no es la razón que lo mantiene en el negocio del cine. Dice que la popularidad solo le sirve para conseguir una buena mesa en un bar. "Es una ilusión colectiva. La gente necesita a famosos para convertir en héroes a quienes admirar pero yo no necesito esa admiración para sentirme bien conmigo". El actor alemán es uno de los más taquilleros de Hollywood pero prefiere los restaurantes donde se come rico y barato. Se camufla para salir, sobre todo si anda por Nueva York, así evita que lo invadan los paparazzi. Le encanta el arroz con leche, prueba ese postre en cada bar al que va pero ninguno se compara al que le preparaba su tía Helen.

2 - PAPÁ CELOSO Y PROTECTOR.

Tiene cinco hijas y le fascina estar rodeado de mujeres.

Estuvo en pareja con Demi Moore durante 13 años y de ese amor nacieron Rumer (29), Scout (26) y Tallulah (24). Lleva casi una década en pareja con la modelo Emma Heming y la vida volvió a regalarle otras dos niñas: Mabel Ray (5) y Evelyn Penn (3). Bruce Willis no pensaba en la muerte hasta que vio nacer a su primogénita. El papá de esta cinco mujeres dice que el género femenino debería comandar el mundo: "Soy un gran fan de la idea de que las mujeres son más listas que los hombres". Cada vez que una de sus hijas mayores lleva un novio a la casa, Willis intenta impresionarlos haciéndose el rudo, pero ellas enseguida se encargan de mandarlo a callar. El actor de 62 años no ha perdido la paciencia. El trabajo que más disfruta es hacer cualquiera cosa con tal de que sus hijas más chicas se diviertan. Tomar agua y escupir es una de las bromas preferidas de Mabel y Evelyn. Es tan protector con su familia que se mudó de Los Ángeles para evitar a los paparazzi: no quiere que las pequeñas sean víctimas de ese acoso.

3 -NO LE GUSTA EL GÉNERO ACCIÓN.

Acepta esos roles porque son los mejores pagos.

Cuando le preguntaron qué películas recomendaría a alguien que no hubiera visto ninguna de Bruce Willis, el actor mencionó un drama (Ni un pelo de tonto), un thriller (Sexto Sentido), una de gansters (Pulp Fiction), y otra de ciencia ficción (Looper). Dice que esta última fue lo mejor que ha hecho en su carrera. Le tocaron roles donde salvaba al mundo más de diez veces pero no son sus filmes preferidos. "No es que cada vez que recibo uno de esos guiones me pongo a dar saltos de alegría y grito, ¡qué bien, más armas! Por suerte puedo hacer otro tipo de papeles y no siempre policías". Después de rodar la primera de Duro de matar (1988) se hartó de las películas de acción, pero continúo aceptando papeles de ese género porque son los que le generan mayores ingresos. No mira ese tipo de filmes y dice que las explosiones son lo más aburrido de su trabajo. "Cuando has visto un montón de bolas de fuego ya no tiene ninguna emoción".

4 - TARTAMUDO EN LA ADOLESCENCIA.

Debió soportar burlas de sus compañeros.

El problema lo acompañó desde los 10 a los 17 años. Le costaba mucho hablar, tardaba tres minutos en completar una frase y le hacían bullying en el colegio. "Es frustrante para cualquiera que deseé expresarse y ser escuchado y no puede. Resulta aterrador", declaró Bruce Willis. Decidió tomar cartas en el asunto y asistió a un logopeda. Si bien el especialista lo ayudó, el actor contó que el teatro terminó de revertir su situación: logró vencer la discapacidad al pararse frente al público. "Cuando me volvía otros personajes durante una obra, la tartamudez desaparecía. Era fenomenal". El Instituto Americano de Tartamudeo le otorgó el premio de la Quita de Voces y el Cambio de Vida en la ceremonia de 2016.

5 - NO TIENE INTENCIÓN DE JUBILARSE.

Cumplió 62 años pero se siente un pibe de 25.

La prensa británica presenta a Bruce Willis como el actor calvo desde hace dos décadas, a él le parece ridículo pero hoy no vive la alopecia como un trauma: "No es lo que provoca que la gente te quiera más o menos". Ha salvado el mundo más de 10 veces en las sagas Arma Mortal o Duro de matar y esos roles le exigen un gran estado físico. Va al gimnasio para mantenerse en forma y se siente como un muchacho de 25, aunque pasó los 60. "Sigo siendo capaz de luchar y correr. Cuando ya no pueda moverme con agilidad o derribar a alguien" pasará la posta a un actor más joven. Sabe que llegará el día en que deberá bajar el ritmo, pero al igual que su personaje en Red, Willis es un héroe al que le cuesta retirarse.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)