MAGO SIN DIENTES

El más cholulo del Bailando

Hizo su primer truco frente a cinco vecinos el día que su abuela le regaló una cajita de magia. Pablo Cabaleiro no soñaba con ser famoso pero quería exposición para mostrar sus shows.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El Mago sin dientes junto a Marcelo Tinelli.

Su carrera empezó a mutar cuando Ricky Maravilla le arrancó un diente de una piña en plena cámara oculta para Pasión de Sábado (América TV). Lo apodaron El mago sin dientes y él aprovechó para armar un personaje pintoresco. Llegó a la tribuna de Showmatch para acompañar a su amiga Violeta Lo Re que bailaba. Marcelo Tinelli lo vio parado a un costado y no paró de hacerle chistes.

El 31 de julio debutó en la pista bailando salsa de a tres con Huevo Müller y su novia. Perdieron en el voto telefónico frente a Consuelo Peppino, quedaron afuera del certamen, pero él igual cumplió su sueño. Aquí la historia del Mago sin dientes.

Pedía a Papá Noel libros y vídeos para perfeccionar sus trucos. Hacía magia para familiares por la propina. Arrancó la carrera de mago a los 12 años y anhelaba conseguir "esa exposición llamada fama" para mostrar su arte y cortar más entradas en sus shows. Pablo Cabaleiro no es cholulo, el figuretti es su álter ego, El mago sin dientes, ese en que se transforma cuando se coloca la galera y el moño.

Antes de armar ese personaje "torpe, pintoresco, cómico, divertido y cholulo" era un mago serio. Hoy se dedica 100% al arte: tiene una escuela de magia hace ocho años y un local donde vende trucos y juguetes. Hace shows, presentaciones y sueña con ser participante del Bailando.

—Hace cinco años que vas a Showmatch y llevás registro de la cantidad de noches, ¿cómo llegaste?

—La primera vez fui a alentar a mi amiga Violeta Lo Re. Al principio iba solo cuando ella bailaba. Un día Marcelo (Tinelli) me vio al costadito y me dijo, ¿ese que está ahí es El mago sin dientes? Se acordaba de la piña que me dio Ricky Maravilla. Y así arrancó todo. Empecé a ir seguido y cada vez había más juego con Marcelo: me hablaba, me mencionaba. Le servía al show y a mí.

—¿De qué te sirvió?

—Cada vez que Marcelo dice algo o habla de mí es incalculable la cantidad de presentaciones y shows que me salen en Argentina y en el exterior. Estoy híper agradecido a Marcelo.

—Debutaste el lunes 31 en la pista y el día antes de bailar no pudiste dormir. Cumpliste un sueño, ¿qué pensabas antes de salir y mientras Marcelo te presentaba?

—Pensaba en esa cajita que me había regalado mi abuela cuando tenía ocho años. Con ese juguete hice un show para cinco personas en el comedor de mi casa. Se me vino esa imagen de la primera vez que actué frente al público. Y cuando se abrió la pantalla sabía que del otro lado había más de veinte millones de televidentes viéndome.

—¿Cómo te llega la invitación para bailar la salsa de a tres con Huevo Müller y su novia?

—Marcelo me convocó vía Twitter un mes atrás. Me escribió, Mago sin dientes vaya preparándose porque quiero que baile con el actor Huevo Müller. Primero me fijé si era su cuenta oficial para ver si era real y cuando lo comprobé me emocioné muchísimo. Le dije, ¿estoy despierto o estoy soñando?

—¿Te comunicás con Tinelli vía Twitter?, ¿tenés su número?

—Me he mensajeado. De hecho, cuando terminó el programa del lunes 31 le mandé mensaje agradeciéndole y él hizo lo mismo por las palabras que tuve en el debut para con él y sus hijas.

—¿Te comunicás con él?

—Sí, hace tres años. He ido a hacer shows de magia a la pensión de San Lorenzo. Pero jamás se me ocurrió usar esa relación para decirle, quiero estar en el Bailando. Nunca insistí porque no me gusta cansar. Cuando tenga que ser se dará, pensaba. Me tuve fe y un día apareció su mensaje.

—Conociste a Cande Tinelli hace tres años en un cumpleaños, ¿cómo se dio?, ¿te acercaste a ella?

—Había ido a un cumpleaños de quien era la pareja de Micaela (Tinelli) a hacer un show de magia. Nació una relación de amistad, nos vemos en eventos y estamos siempre en contacto. Me aprecian, y yo a ellas. Tienen un corazón gigante y una gran humildad.

—Cande te fue a ver bailar al piso, ¿te lo esperabas?

—Me dijo, voy a estar ahí bancándote. Cande nunca había ido al nuevo estudio, ni siquiera al estreno de Showmatch, y fue el lunes por primera vez a ver al Mago sin dientes.

—Resaltaste todo el tiempo la humildad y generosidad de Marcelo Tinelli, ¿te consta?

—Es muy generoso. Tiene gestos con todo el público: detiene el auto para saludar a la gente y sacarse fotos. Ayuda a quienes más lo necesitan y apoya a muchas fundaciones. Está siempre muy pendiente de la gente.

—Tu foto de whatsapp es con Tinelli, ¿es tu ídolo?

—La tengo desde hace un año. Es mi ídolo 100%.

—Bailaste el mismo día que Agustín de Márama, ¿hablaron?

—Sí, hablamos un rato sobre el programa antes de salir al aire. Es muy macanudo y está en su mejor momento.

—¿Qué llevás dentro de la valija que está siempre contigo?

—Trucos de magia.

—¿Qué viene después del debut en el Bailando?

—Me gustaría llegar a almorzar con Mirtha Legrand.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)