BENDITA DIRECTORA

El buen guiar

Hacía dos años que Paola Venditto tenía ganas de dirigir pero no encontraba la obra indicada. Amamos y no sabemos nada le llegó de casualidad por una amiga y le fascinó.

Recibió el texto del alemán Moritz Rinke y enseguida imaginó a los personajes. Tardó un año en tirarse al agua. Paola Venditto no se animaba. Masticaba la obra, estudiaba, investigaba y pensaba, ‘¿podré?’

"Dirijo desde el lugar de actriz porque es lo que sé hacer". Su rol fue guiar a los actores (Moré, Carla Grabino, Gustavo Bianchi y Leticia Cacciatori) para abrirles puertas.

"Fui demasiado meticulosa porque todos tienen más de 20 años de carrera y podía llegar a ciertos lugares sin enloquecerlos". Le pidió a su pareja, Jorge Bolani, actor y director, que fuera a ver un ensayo. Los aportes que le hizo fueron pinceladas esenciales para redondear el trabajo.

El día del estreno sintió pánico. "La vi desde la cabina, no pude estar en la sala porque mi corazón no resistía. Quedé muy feliz. A los 20 minutos sentí que la cosa fluía y funcionaba. Ahí pude disfrutarlo".

Amamos y no sabemos nada va los sábados a las 21:00 y los domingos a las 19:00 en el Teatro Circular.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)