CARLOS MUÑOZ

45 años entre goles

Carlos Muñoz celebra 45 años como relator. El 7 de junio de 1972 debutó en Radio Ariel, en el famosos “Clan 10”, adonde llegó, con 21 años, para suplantar a su amigo Alberto Kesman, quien lo recomendó para el puesto.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Muñoz junto a Dardo Luis Gregórez en Radio Oriental. Foto: archivo

Luego estuvo en Oriental, Carve, Rivadavia en Argentina y actualmente relata los partidos para La 30, Radio Nacional. Tuvo cáncer de garganta, sufrió un infarto y de momentos durísimos en lo laboral debido a su enfrentamiento con Tenfield. Padre de tres hijos y abuelo de cuatro nietos, Carlos Muñoz, de 66 años, ya decidió que el año próximo será el último como relator.

Carlos Muñoz y Alberto Kesman son amigos desde una infancia en común en el barrio Fraternidad. Muñoz relataba partidos imaginarios en el ducha o caminando por el barrio. Cuando Kesman dejó Radio Ariel para sumarse a Universal, recomendó a su amigo para el puesto vacante. Era 1972 y fue un 7 de junio cuando Muñoz dejó de ser un "mercachifle" y relató su primer partido: Peñarol - Fénix. Tenía 21 años.

"Ahí comenzó este viaje que ha sido maravilloso y me llevó a conocer lugares que hubiera sido imposible de otro modo", asegura Muñoz, que hoy, 35 después, es el relator de La 30, Radio Nacional y está al frente del programa Fútbol por Muñoz en la misma emisora. También tiene participaciones en la cadena ESPN.

"Junto a mi hijo Diego somos los únicos uruguayos en esa cadena", asegura. En Nuevo Siglo conduce el ciclo de entrevistas Código Muñoz.

A lo largo de su extensa carrera, el relator tuvo pasajes por Sarandí, CX32, Radio Oriental, Radio Carve, Del Sol, Del Plata y Rivadavia de Buenos Aires. Estuvo en ocho mundiales y ganó discos de oro y platino con las recopilaciones de sus relatos de diferentes campañas de Peñarol y Nacional en los años 80. Por 20 años o más, hacían junto con Kesman el 1 - 2 entre los relatores más escuchados del país.

En TV, estuvo al frente de Deporte total por 20 años, la mayoría de ellos en Canal 10. "Inauguró una época en los programas deportivos, una tradición que hoy continúa Punto penal. El programa sigue en la memoria de la gente", asegura.

Tragos amargos.

A lo largo de su carrera, Muñoz tuvo varios sinsabores, en especial vinculados a su salud.

En 2003, Muñoz sufrió de cáncer de garganta debido seguramente a costumbres poco saludables que tuvo. "Fumaba y tomaba café y whisky. No me cuidaba por aquello de que "a mí no me va pasar hasta que me pasó", cuenta.

Se operó en Uruguay y la recuperación implicó que Muñoz aprendiera a hablar nuevamente. Le llevó seis meses. "Gracias al Dr. Fugazot, que me operó, la radioterapia de los doctores Leborne y a la fonoaudióloga Laura Larrosa, pude volver a relatar", cuenta.

Tuvo una úlcera perforada y en 2011 sufrió de un infarto mientras relataba un partido del fútbol argentino. Fue operado poco después en Uruguay y con éxito.

También sufrió de duros momentos en lo laboral. En 2005, luego de que su hijo denunciara penalmente a Nelson Gutiérrez por amenazas, él renunció a Tenfield y luego fue irradiado de otros medios en los que estaba.

Sin embargo, hoy tiene un tono conciliador con su pasado: "Yo no miro para atrás. No tengo rencor porque ese tipo de sentimientos solo me hacen mal a mí", dice y confiesa que la terapia psicológica lo ha ayudado a digerir todos sus tragos amargos. Eso, más su familia y la fe en Dios.

En los descuentos.

Carlos Muñoz se declara feliz con su presente. Desde 2014, La 30 lo incorporó a su plantel lo que le posibilitó relatar en Uruguay después de casi una década de ausencia.

Tuvo un pasaje por Argentina para ESPN y Rivadavia, pero la distancia le pesaba.

En el año 35 de trabajo, Carlos Muñoz decidió que luego del Mundial de Rusia 2018, dejará los relatos. No descarta continuar en el medio con algún programa para hablar del deporte de su pasión, pero ya no más las transmisiones de sábado o domingo.

"La garganta no es la misma y es tiempo de poder dedicarme más a mi señora, a mis hijos y a los nietos. Y más tiempo para mí".

“Estoy con los jugadores a muerte”.

Carlos Muñoz considera justo el reclamo de los futbolistas contra la empresa Tenfield por los derechos de imagen. “El fútbol genera mucho dinero y es hora de que sea mejor repartido”, dice. Opina que la culpa no es solo de Tenfield, sino de los “dirigente que desde 1998 le han firmado cualquier cosa” a esa empresa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)