Recaudar para sobrevivir

No tan bien en lo técnico, pero sí en solidaridad

El cardiólogo Roberto Canessa dijo que una de las cuestiones centrales ante diagnósticos delicados en niños y de baja prevalencia, es que los padres "conozcan los porcentajes y decidan ellos mismos" si quieren buscar un tratamiento en el exterior o si optan, en el caso de que existan, por tratamientos en Uruguay.

"Es una cuestión de mucha humanidad y solo poniéndonos en ese lugar tendremos autoridad moral para hablar de esos temas", advirtió el médico.

Igual, Canessa afirmó que "desgraciadamente, no todas las personas pueden tener las vinculaciones o los medios económicos necesarios para poder acceder a una operación en otro país", y señaló que en esas situaciones el médico tratante se ve obligado a "brindar a cada familia lo que esté a su alcance".

El cardiólogo, referente local en materia infantil, dijo que "es un orgullo que en Uruguay todos los niños tengan su oportunidad", aunque agregó que "lamentablemente, algunos van a tener más oportunidades que otros". Luego, remató con cierta resignación: "¿Pero quién dijo que el mundo es justo?".

Respaldo.

Isabelle Chaquiriand, presidenta de la Fundación Corazoncitos, que busca apoyar a los niños con cardiopatías y a sus familias, afirmó en diálogo con El País que le preocupa poder lograr que los padres en esas circunstancias "tomen la decisión, sea cual sea, con toda la información posible".

Consideró que "la decisión que tomen estará bien, ya sea irse, quedarse, operarse acá u operarse allá, pero es necesario que entiendan todo lo que implica cada cosa". "Es importante que sepan que un niño con una cardiopatía puede vivir bien, que puede ser feliz, que puede tener una vida normal", expresó Chaquiriand al respecto.

Para eso, contó que la Fundación busca que los padres que están estudiando qué hacer tras el diagnóstico recibido, entren en contacto con otros padres que ya hayan pasado por eso, de manera tal que sepan de primera mano qué implica y cómo es el esfuerzo que hay que hacer en una situación de ese tipo.

Al respecto, Canessa contó: "He visto gestos de grandeza únicos. Hay padres de niños que fallecieron en operaciones que se solidarizan con padres que están por operar a sus hijos. Entonces, de repente en lo técnico no alcanzamos lo más alto, pero en lo solidario no tenemos nada que envidiarle a nadie".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)