Fútbol y narcotráfico en Durazno

"Si quieren anti-doping, necesitamos recursos"

Al hacer su planteo sobre el consumo de drogas dentro de los planteles de fútbol de Durazno, el jefe de Policía del departamento, Sergio Guarteche, se quejó especialmente de la falta de controles anti-doping antes y después de los partidos, y afirmó que tampoco hay otros controles médicos necesarios en toda actividad física.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En Durazno hay pasta base, marihuana, cocaína y LSD. Foto: A. Colmegna

Consultado por El País, Gustavo Bares, presidente de la Organización del Fútbol del Interior (OFI) —de quien depende la Liga de Durazno— reconoció la falta de controles.

Afirmó que la organización está abierta a que se avance en el tema, pero dijo que no están en condiciones de aplicar por sí mismos controles de dopaje porque no tienen los recursos económicos suficientes.

"Funcionamos a pulmón y sumar los gastos que implicarían los controles anti dopaje nos sería imposible", dijo Bares. Aclaró que, por reglamento, lo único que deben hacer los jugadores es la ficha médica básica.

El dirigente remarcó que la OFI no recibe ninguna ayuda por parte del Estado, y abrió la puerta a que se financien los controles a través de algún plan de carácter nacional: "Si el Ministerio del Interior o el de Salud Pública entienden que pueden ayudar, o pueden financiar los controles, nosotros estamos más que dispuestos a hacerlos".

Los dirigentes, y también el jefe de Policía, tienen claro que los equipos de fútbol del interior son instituciones de gran arraigo popular, y en ese entendido es que buscan cuidarlos. Para tener una idea, OFI está presente en 18 departamentos y tiene casi 600 clubes afiliados a través de 61 ligas, las cuales están agrupadas en cuatro confederaciones. El fútbol del interior reúne a más de 100.000 jugadores fichados, entre los cuales aproximadamente unos 30.000 son menores de 18 años, según datos de la propia organización.

Bares afirmó que tras la denuncia de Guarteche y en busca de una solución, OFI entabló contactos con el Ministerio del Interior para poder profundizar en el tema durante los próximos días y encontrar la forma de alejar la droga de sus cuadros.

"Nuestro miedo más grande es que la droga se meta en las categorías juveniles. Ahí es donde tiene que estar nuestra alerta roja, porque en las categorías mayores ya es un tema aparte, más allá de que también sea preocupante", dijo el dirigente del fútbol del interior.

Sin dejar de reconocer el problema, Bares se mostró crítico con la forma en la cual Guarteche planteó el tema, y entendió que hace falta que se presente información concreta al respecto. "A OFI no llegó ni un solo documento, no entró ni una denuncia formal. Así que uno respeta lo que se dice, pero no podemos actuar sin pruebas", dijo.

Talleres.

Por otra parte, los dichos de Guarteche también generaron movimientos de diversas instituciones locales. Concretamente, tras la denuncia se creó un "Nodo deportivo" que reúne a representantes del Ministerio de Deporte, la Intendencia, el Mides, el INAU, la Policía y el Ministerio de Defensa, y el cual en la noche del jueves tuvo su segunda reunión.

Mauricio Rivas, inspector departamental de Deporte, viene encabezando las reuniones, y dijo a El País que la semana próxima quedará fijada la fecha de inicio de una serie de talleres dirigidos a profesores y entrenadores "para que tengan herramientas para detectar posibles casos de consumo social" y consumo problemático de drogas.

Rivas, que fue coordinador de Deportes de la Intendencia de Durazno, dijo que la denuncia de Guarteche fue tomada "como una oportunidad para trabajar en el asunto".

De todos modos, y en igual sentido que Bares, defendió al plantel de la selección de Durazno. "Es una afirmación que luego de tanto tiempo es difícil de comprobar. Suponemos que estamos en presencia de consumidores sociales y, conociendo a los cuerpos técnicos de la época, damos por descontado que se haya tratado de un uso intencional y masificado de la droga para obtener mejores resultados deportivos", dijo el inspector.

Según expresó Rivas, el deporte no es ajeno al avance del narcotráfico que se detecta en toda la sociedad, y requiere un trabajo sumamente coordinado entre todas las instituciones involucradas para conseguir resultados. "Queremos trabajar en base a la prevención y articular acciones entre todas las instituciones para prevenir a los chicos de que no caigan en el mundo de las adicciones", subrayó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)