Malos tratos en un Centro Caif

Parlamento quiere recuperar el local para su personal

El CAIF Azul tiene la particularidad de funcionar en un local que pertenece al Palacio Legislativo y que le fue cedido en comodato a la organización Compromiso Social hasta 2018.

El secretario de la comisión administrativa del Palacio Legislativo, Wilder Leal, dijo a El País que al enterarse de las denuncias de malos tratos pidieron una reunión a las autoridades de INAU. "Nos interesa saber cómo está funcionando y si hay denuncias, ya que funciona en un local nuestro", afirmó.

Leal realizó averiguaciones sobre las presuntas irregularidades entre algunos funcionarios cuyos hijos asisten al CAIF y dijo que nadie le informó que hubiera maltrato. Algunos trabajadores le confirmaron que han tenido que hacer aportes por $ 500.

Una trabajadora del Parlamento contó a El País que le pidieron dinero para materiales. También dijo haber escuchado sobre malos tratos al personal y que un grupo de padres estaba organizando una reunión, pero dijo desconocer el motivo de la convocatoria.

Leal relató que cuando asumió la nueva comisión administrativa, el 16 de marzo pasado, la presidenta de la ONG le pidió una entrevista y le reprochó que no se realizaran reparaciones al edificio. Concretamente les planteó que cuando llueve, se filtra agua del techo y se generan situaciones peligrosas con los niños. Alguna vez han tenido que cancelar las clases por consejo de Bomberos.

El local fue sede de una guardería para el personal del Parlamento. Sin embargo, con el paso del tiempo fue perdiendo sentido tenerla porque había muy pocos funcionarios de entre 30 y 50 años y por tanto casi no había niños pequeños.

Fue entonces cuando esta organización social planteó la necesidad de contar con un local en la zona, señaló Leal, en base a los antecedentes que pidió sobre el tema ante el requerimiento de El País. Así fue que se acordó con INAU y con el Ministerio del Interior poner en marcha el CAIF Azul. Al ser propiedad del Parlamento, se resolvió que también habría cupos para funcionarios legislativos, pero en los hechos son pocos los hijos o nietos de funcionarios que asisten a ese centro.

Leal explicó que la situación cambió porque ahora hay una fuerte demanda. En las últimas administraciones empezó a entrar personal joven que reclama contar con una guardería.

Lo mismo afirmó el presidente de la Asociación de Funcionarios de la Cámara de Representantes (Afucar), Alejandro Escardó. Dijo que los trabajadores quieren que el local vuelva a ser una guardería para hijos del personal del Palacio Legislativo, ya que hay muchos niños y en el CAIF Azul hay pocos cupos para ellos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)