LA AYUDA QUE NO LLEGÓ A DOLORES

Números rojos

La denuncia se hizo pública esta semana, pero los voluntarios de Cruz Roja ya mantenían un litigio por los manejos que atribuyen a las autoridades centrales del organismo. La devastada ciudad de Dolores es uno de los sitios que se vio directamente afectado por el supuesto desvío de donaciones.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La reconstrucción de Dolores avanza lentamente. Foto: Gustavo Uttermark

En este momento estoy en un techo, trabajo como constructor y es el panorama que veo casi todos los días. Y lo que se ve es muy elocuente, hay muchas casas en ruinas todavía", dice Gustavo Uttermark, que además es presidente del comité de Cruz Roja en Dolores.

Desde el 15 de abril esa ciudad de Soriano trata de levantarse luego del tornado más destructivo de su historia. Muchas personas aún no tienen casa, otros todavía reparan su vivienda con grandes dificultades. Esta semana la noticia de las donaciones a Cruz Roja que la ciudad no recibió cayó como un balde de agua fría e incrementó el malestar que los doloreños arrastran desde la catástrofe. A más de seis meses el panorama continúa siendo desolador. De todos modos la gente no pierde la templanza y en pocos días más se dará una inyección de ánimo con la fiesta de la primavera.

Las ayudas del Estado llegan en forma desigual, según muchos testimonios. "Dolores sigue en reconstrucción, hay de todo. Se están entregando materiales, hay personas a las que les ha demorado más que a otras, lo que va por el lado del Ministerio de Transporte y Obras Públicas es lo que más está funcionando. Pero hay mucha controversia todavía, hay gente que dice que se echó a perder el material, incluso comestibles que no fueron repartidos a tiempo", cuenta Uttermark.

De todos modos, ante la suma de carencias, los doloreños se indignaron esta semana cuando se enteraron de que nunca les llegaron donaciones por un valor total de $ 3,5 millones. La denuncia partió de varios comités departamentales y voluntarios que, indignados a su vez por el manejo, se presentaron ante el Ministerio de Educación y Cultura (MEC) para reclamar la intervención de la sede del organismo en Montevideo, al que responsabilizan del mal manejo de fondos.

"Las irregularidades son tan diversas y tan alarmantes, que dejan en evidencia la total impunidad con que se mueven las autoridades actuales, las que faltan a la verdad frente a Ud., la autoridad, pretendiendo tapar el sol con un dedo", sostiene en uno de sus ítems la denuncia suscrita por cinco presidentes departamentales y otros cinco voluntarios de Cruz Roja.

El documento sostiene y amplía las actuaciones que ya había iniciado la Fiscalía de Gobierno de 2° Turno, cuya titular Myriam Areosa solicitó la intervención del MEC en el organismo. Los denunciantes plantean, entre otras irregularidades, el bloqueo de cuentas bancarias a las que recurren los comités departamentales para desarrollar su trabajo asistencial. El cese de personal especializado y adiestrado en respuesta a desastres, lo cual dejó a la Cruz Roja uruguaya sin personal capacitado para esas contingencias. En el capítulo II de la denuncia, bajo el título "Irregularidades en el manejo de las donaciones para los damnificados de Dolores", se señalan los montos que ni el Comité Departamental de Soriano, ni el Comité Local de Dolores han recibido hasta la fecha. "Por nombrar algunas, BBVA donó en el entorno de $ 2.500.000 y US$ 34.000; McDonalds $ 250.000; Paganza $ 590.000", señala el documento al que accedió El País.

El escándalo.

El presidente del comité local se enteró esta semana junto a los demás pobladores de la denuncia. La noticia lo tomó en medio de un trámite en el que le va la existencia como comité local, que es la autorización para abrir una cuenta en el Banco República (BROU) y poder volcar allí eventuales donaciones y afiliaciones.

Uttermark explicó por qué razón no había formado parte de la denuncia junto a los demás voluntarios, siendo uno de los principales perjudicados por el supuesto desvío de fondos. "El Comité Ejecutivo de Dolores se formó el 11 de junio, después del tornado, con la idea de canalizar la ayuda y organizar mejor la presencia de Cruz Roja en la zona, porque vimos que Mercedes ya no daba abasto", explica el constructor.

"En ese momento se estaba terminando con la ayuda del DREF (siglas en inglés de Disaster Relief Emergency Fund, Fondo de Emergencias para Desastres), se hizo la entrega de dinero y esa etapa de la ayuda se terminó en los primeros días de julio", recordó Uttermark.

Llevaban entonces más de dos meses sin recibir nuevas donaciones, cuando los integrantes del comité local decidieron emprender el viaje a Montevideo para resolver el tema de la cuenta bancaria y preguntar qué ocurría con esos fondos.

Pero la respuesta distó bastante de lo que esperaban.

"Nos atendió la secretaria general y en determinado momento, de muy malos modos nos dijo: ¿No les alcanza con lo que ya nos había dado Cruz Roja?. Y nos dijo que qué teníamos que andar averiguando de la plata cuando nos habían mandado tres camiones con material. Yo tenía un documento del BBVA donde se decía que se había emitido un cheque que dejaron vencer y volvieron a emitir otro que finalmente cobraron", recuerda Gustavo Uttermark.

Pero la gestión comenzó a dar algún fruto. Finalmente, después del amargo primer momento, les informaron que disponían de $ 2 millones destinados a ayuda, pero debían confeccionar un proyecto para el trabajo en la zona. Y como dato significativo se les dijo que lo remitieran directamente a la central sin pasar por el Comité Departamental de Soriano "con el que habían cortado comunicaciones".

Estaban en ese trámite cuando se hizo pública la denuncia y quedó todo en suspenso. Actualmente permanecen en contenedores unas 23 familias (cerca de 100 personas) de un total de 200 contenedores que se utilizaron desde un principio.

La ayuda no cesa, por eso el episodio de Cruz Roja pega con doble intensidad en una ciudad traumatizada donde la sensibilidad quedó a flor de piel.

Dos camiones trabajan durante ocho horas por día, llevando materiales de construcción a los diferentes programas de Vivienda y la intendencia de Soriano, así como se distribuye directamente entre las familias afectadas un complemento de materiales que puedan estar faltando. Lo mismo ocurre con las cuadrillas destinadas a la limpieza.

En Dolores, a cinco meses del tornado, sigue habiendo chapas retorcidas colgadas de algún árbol y mucho escombro que la gente saca de sus casas hacia la calle. La tarea de limpieza permanente es igual de importante.

Uttermark no abre juicios sobre las ayudas del Estado, "hay mucha controversia". Pero el panorama desde los techos no miente y desde allí se ve una ciudad que todavía no puede restañar del todo las heridas del 15 de abril.

"Es importante que la gente vuelva a creer en cruz roja".

El senador nacionalista y exintendente de Soriano, Guillermo Besozzi, dijo a El País que para la gente de Cruz Roja de su departamento no tiene "más que palabras de agradecimiento".

"Muchas veces en situaciones adversas, como las inundaciones de 2007, 2009 y 2010 y los dos tornados en Dolores, la Cruz Roja local ha jugado un papel fundamental a tal punto que fueron integrados al Comité de Emergencia" explicó Besozzi, que fue 10 años intendente de ese departamento.

"Conozco muy bien a esta gente, por lo que considero que alguien tiene que laudar lo que está ocurriendo en Cruz Roja Uruguaya para que la gente vuelva a creer", indicó. Ana Curbelo, presidenta de la departamental de Soriano cuando ocurrió el tornado y actual secretaria, expresó que no quiere entrar en más polémica con la directiva central a la espera de una intervención del Ministerio de Educación y Cultura.

"No vamos a discutir más, ni entrar en la chiquita porque no estamos acostumbrados. Nuestra postura es clara en cuanto a que queremos que el dinero donado llegue a Dolores hasta el último peso y el segundo objetivo es que haya elecciones", luego de denunciar que se trató de un acto electoral "fraudulento"que eligió a las actuales autoridades.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Edinson Cavani festejando su gol número 151 con la camiseta del PSG

Cavani no quiere hablar del récord de Zlatan

Max caracteres: 600 (pendientes: 600)