OTRA DEMOCRACIA

Gobernar a través del celular

El Partido Digital se prepara para presentarse en 2019. Está formado por jóvenes desencantados de todos los colores políticos. Proponen un modelo de representación totalmente distinto, en el que los legisladores voten aquello que los usuarios mandaten a través de una página web o desde sus teléfonos celulares.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Nuevo partido: proponen que la gente legisle a través del celular. Foto: F. Ponzetto

Un sótano oscuro, algunos sillones, una mesa ratona, una computadora Mac y cuatro tipos que quieren cambiar el mundo. Sueñan con que el pueblo pueda gobernar a través de sus teléfonos celulares. Que los legisladores sean solo brazos ejecutores de lo que se decide a través de una página de internet.

Justin Graside tiene 25 años y descree de "los partidos tradicionales". Esta definición no la usa solo para blancos y colorados, mete en esa bolsa al Frente Amplio, el Partido Independiente y Unidad Popular. No siempre pensó así. Es oriundo de Durazno, donde militó en la lista 400, del Partido Nacional. Pero se enojó porque "no se daba espacio a los jóvenes" y "todo pasaba por lo que decidía el caudillo".

Sentía que estaba desencantado de la política para siempre, pero en octubre de 2013 vio una luz al final del túnel. Un amigo lo invitó a participar de la creación de una nueva fuerza política, distinta a todas las que habían existido hasta ese entonces. Esta se inspiraría en el Partido de la Red, que acababa de conseguir un poco más de 20.000 votos en las elecciones legislativas argentinas. Así nació el Partido Digital.

"Comenzamos en 2013 pero no había tiempo de armar una base sólida para las elecciones de 2014, así que decidimos esperar y estamos preparando todo para presentarnos en 2019. La idea es por lo menos sacar un diputado", dice Graside, hoy presidente provisorio, hasta que se celebren elecciones internas en internet.

Aún se tienen que registrar en la Corte Electoral, para lo que necesitan 1.310 firmas. Tienen 600, pero sostienen que hay más de 2.000 personas en la red que ya expresaron la voluntad de acompañar con su rúbrica. "Estamos yendo casa por casa levantando las firmas. Es algo que va a llevar un tiempo, pero ya sabemos que vamos a llegar", sostiene el presidente.

Se reúnen el primer lunes de cada mes en el sótano de Sinergia Cowork, un espacio de trabajo compartido para emprendedores. La semana pasada había solo cuatro personas: Graside; el encargado del Programa de Gobierno y exvotante del Frente Amplio, Ariel Guevara (34); un militante que se les unió el año pasado y que antes ha votado por el Frente, el Partido Nacional y el Colorado, Andrés Zunini (34); y Andrés (38, prefirió no dar su apellido), que asistía por primera vez para conocer la propuesta, que siempre ha votado en blanco y que dijo estar en busca de "algo de ética en la política".

A un click del Parlamento.

El Partido Digital no concibe la ideología desde los parámetros tradicionales. Para ellos esta "se basa en dos principios fundamentales: participación y transparencia". No son de izquierda ni de derecha, o más bien son tan de izquierda o tan de derecha como lo decidan quienes aprieten los botones en sus celulares y computadoras.

"La persona va a poder elegir y exponer su opinión a través de un sitio web o una aplicación para celulares. Esto se hace con una web de código abierto, es decir que cualquiera que tenga algo de conocimiento técnico va a poder entrar para ver cómo funciona. Eso es lo que nos da transparencia. Lo que la gente vote es lo que el diputado que aspiramos a tener va a votar en el Parlamento", explica Graside.

El orden en la lista de los futuros candidatos se decidirá de la misma forma, a través de internet. En caso de que consigan un legislador, este también podrá dar su opinión dentro de la plataforma, pero su voto no valdrá más que el de otro usuario. Si no está de acuerdo con lo que le mandaten a votar, igual va a tener que levantar su brazo para representar a la mayoría que le dicte desde la red.

El ciudadano que quiera participar solo necesitará registrar la credencial en la plataforma, y lo podrán hacer también aquellos que no expresen su adhesión al Partido Digital.

"Creemos que podemos sumar mucho dentro del Parlamento, más teniendo en cuenta cómo es el escenario político en Uruguay, que están mitad de un lado y mitad del otro. Nosotros podemos ser los que desempatemos, entonces los que desempatarían serían los propios ciudadanos. No solo estaríamos representando a 30.000 uruguayos, que son los que se necesitarían para un diputado, sino a todos los que voten a través de internet. Capaz pueden llegar a votar hasta un millón cuando se trate un tema puntual. No es descabellado pensar eso cuando en el país hay dos millones de personas con acceso a internet", razona Graside.

También esperan que desde la web se impulsen proyectos de ley, solicitudes para abrir comisiones investigadoras y pedidos de informes. Para esto, dice Graside, se necesitarán "mayorías especiales", por lo que se deberán obtener dos tercios de los votos en la plataforma para que se impulse la propuesta.

"Yo estoy muy a favor de la democracia y esto me parece más democrático. La gente va a poder decidir con las tecnologías, no como hasta ahora que le tiene que dar el poder a un representante durante cinco años", dice Guevara, el encargado del Programa de Gobierno.

El Partido Digital ya está recibiendo en su página propuestas para escribir el programa con que se presentarán en 2019. Ninguno de los cuatro que están en este sótano tiene la más mínima idea de lo que va a decir. Todo depende de lo que decidan los usuarios.

Alerta por extremismo en usuarios de internet.

El presidente del Partido Digital, Justin Graside, dice que lo que más le cuestionan a la nueva fuerza política es que la decisión de los usuarios de la red puede convertirlos en unos "extremistas", o en la mera representación de otro partido político que convoque a sus militantes para votar dentro de la plataforma.

"Nos dicen que en internet predominan las posturas extremas, o que puede generarse que los otros partidos políticos mandaten a votar en la plataforma. Pero nosotros no estamos de acuerdo. Acá podemos bajar tanto la barrera de participación que vamos a lograr que participe gente que comúnmente no se mete en política y que no está militando activamente por ninguna de esas posturas extremas. Va a entrar gente que no tiene posturas definidas de manera global, sino que tiene distintas opiniones sobre los temas puntuales", señala Graside.

El encargado de Programa de Gobierno, Ariel Guevara, señala que "si la balanza se inclina mucho para un lado, las personas que están en contra de ello se van a ver más motivadas para participar, argumentar y enriquecer el debate. Y esto va a llevar a que se mejore el nivel. Ya no va a alcanzar con decir lo que se piensa de manera compulsiva, porque va a haber que convencer al otro".

La web del Partido Digital incluye un espacio para el debate que, hasta ahora no contiene comentarios agraviantes con los que piensan diferente. De todos modos, Graside dice que se va a trabajar en la educación de los usuarios para que estén preparados, por ejemplo, para redactar proyectos de ley. Pero formarse no va a ser obligatorio para votar en la plataforma. "No podemos decirles tomá esto, estudialo, te tomamos una prueba y después votás, porque además de ser impracticable, también es algo que la democracia no lo exige".

Plan para evitar la deserción.

Consiste en hacer un seguimiento de los alumnos de escuelas y liceos, públicos y privados, para detectar a quienes abandonan y a quienes tienen tendencia a abandonar. También se llama a instalar una comisión conjunta con otros ministerios para volver a insertar a estos jóvenes en el sistema educativo y mejorar su desempeño.

Plan de Seguridad.

Se propone una coordinación entre los ministerios de Interior, Educación, Desarrollo, Trabajo y la Secretaría de Deportes. A partir de esto se buscará "generar espacios alternativos que permitan retirar de las calles a los jóvenes y reducir o eliminar sus tiempos ociosos improductivos, donde parece germinar la delincuencia".

Más entrenamiento policial.

Se plantea que la Policía tenga un entrenamiento constante en aspectos tales como uso de armas, combate, actuación policial, trato con la gente, conducción de móviles policiales y preparación física. También se llama a que en las escuelas se "eduque a los niños" para que "respeten a la Policía", pues esto "reduciría la delincuencia".

Cambiar el sistema electoral.

Se propone un sistema de asignación de bancadas "más benevolente con las minorías". Para esto se llama a "cambiar la fecha de elecciones parlamentarias para, por ejemplo, dos años después de las presidenciales". De esta manera, se señala que es más probable que el presidente no pueda contar con mayorías parlamentarias.

Control de agrotóxicos.

Se propone una capacitación obligatoria para productores en "uso correcto y responsable de agrotóxicos". Tras esto se les entregará un carné de "manipulación de productos agrícolas". El carné habilitará a "comprar semillas, ciertas herramientas, productos químicos y fertilizantes". Cuando este se venza, deberán capacitarse de vuelta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)