LA CLAVE

El dolor de un pueblo

Dos crímenes horrendos sacudieron al país en los últimos días. No recordamos algo parecido. Parecería como si de golpe se hubieran desmoronado los valores que durante años acuñó con orgullo este suelo. Primero fue Valentina en Rivera y luego Brissa por el departamento de Canelones (Marindia). Duro golpe para padres, familiares y amigos que ya no verán a sus seres queridos. Más allá de transmitir a ellos nuestro dolor y nuestra solidaridad, parece hora de recapacitar sobre lo que está ocurriendo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos