LA CLAVE

El aire sale caro

Los últimos años de AFE podrían formar parte de la antología del disparate uruguayo. Hablar, por ejemplo, de las conversaciones del entonces presidente Mujica con inversores extranjeros para reflotar la empresa y la cerrada negativa que encontró aquí por parte del sindicato. O la visita de jerarcas de UPM deseosos de conocer el ferrocarril en Uruguay y encontrarse con que estaban de paro. Ahora decidió comprar aparatos de aire acondicionado y coches para pasajeros. El aire costó más caro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)