DESDE EL ARCO - JOSÉ MASTANDREA

El sistema, más que la rotación

El tema del fin de semana volvió a ser la rotación de Munúa. Todo un karma a esta altura en Nacional. Porque cada vez que el entrenador cambia piezas y le da descanso a las de mayor trajín, el equipo no gana.

Y esta vez, nada tuvo que ver con aquellos diez cambios que hizo ante Plaza. Munúa decidió mantener una base del equipo titular, pero cambió la figura táctica. Y ese parece haber sido el yerro, no la rotación, porque de los habituales titulares, jugaron seis, incluídos Conde, Victorino, Porras y el ‘Diente’ López.

Sin embargo, Nacional no anduvo. Regaló el primer tiempo ante un Sud América que lo superó en todo. En el complemento, con el ingreso de Carballo, Seba Fernández y Barcia, remontó, recuperó su estilo, y no sólo empató, estuvo a punto de ganarlo.

Las variantes mejoraron el funcionamiento, pero lo que cambió fue el sistema. Nacional volvió a jugar con el doble-cinco, se paró firme y mantuvo su identidad. No alcanzó.

La apuesta de Munúa es clara. La Copa pasó a ser una prioridad, al menos en estas dos semanas, y es entendible. El entrenador levantó la vara, elevó la mira y quiere dar un pasó más ante el Corinthians. En el Clausura y la Anual sigue dependiendo de sí mismo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)