El Análisis - DANIEL ROSA

Nacional no halló otro De Pena

Como suele pasar cuando un equipo no gana, siempre el mejor es el que no juega. En el caso de Nacional es una verdad absoluta, porque el futbolista más regular que ha tenido en este Apertura ha sido Santiago Romero, ausente en Jardines.

Sin embargo, analizando más allá de la derrota del sábado, no ha sido él la razón de la debacle tricolor en el cierre del certamen. Hay otra ausencia mucho más importante que Nacional no ha podido disimular: la de Carlos De Pena.

El buen juego del inicio del torneo se gestó a través de las bandas. Leandro Barcia por derecha y De Pena por izquierda desequilibraban. No fue casualidad que la primera derrota, ante Wanderers en el Viera, llegara en el primer partido sin De Pena. Ese día, además, el bohemio marcó la pauta de cómo había que controlar al equipo de Gustavo Munúa: le hizo marca personal a Gonzalo Porras, lo tapó y Nacional se quedó sin salida clara, sumado a la falta de desborde. Allí comenzó a perder pie el tricolor. Por más que intentó, el entrenador jamás encontró la solución. Puso a "Nacho" González de doble cinco y hasta cambió la figura a un 4-4-2, pero no halló otro De Pena en el plantel.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)