Desde el Arco - JOSÉ MASTANDREA

Sí: hay jugadores clásicos

Hay jugadores clásicos. Son los que rinden en las difíciles, los que aparecen cuando tienen que aparecer, los que crecen en la adversidad, los que terminan aplaudidos por los hinchas, que tienen un olfato especial para reconocerlos.

El "Colo" Romero es uno de ellos. El "Vasquito" Aguirregaray, también. Podrán jugar bien, regular o mal ante cualquier adversario, pero cuando llegan los clásicos dan siempre un poco más.

No son los únicos, claro. Polenta, Porras, Fucile, Iván Alonso y hasta "Papelito" Fernández, que parece tocado por una varita mágica en los clásicos y siempre es figura.

En Peñarol, aún en pleno proceso de recambio tienen pasta clásica Guillermo Rodríguez, Luis Aguiar y Nahitan Nández, que parece agigantarse cada vez más.

No todo fue gris ni malo. Al contrario. Hubo entrega, emoción, buenas jugadas, grandes atajadas, un golazo, y en las tribunas se vivió una verdadera fiesta.

En cancha, los jugadores clásicos volvieron a demostrar que tienen un plus. Que por ahí no andan bien ni llegan en condiciones, pero cuando afrontan la hora de la verdad dan todo. Eso es bien nuestro, bien de los uruguayos. Agrandarse en las que duelen.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)