Editorial

Plataforma continental

Hace un año, los ministros de Relaciones Exteriores y de Defensa Nacional convocaron a una conferencia de prensa donde informaron, dice el comunicado de la primera Secretaría de Estado, "pormenores del acuerdo alcanzado en la Comisión de Límites de la Plataforma Continental, órgano técnico de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (Convemar), para aprobar la extensión de la jurisdicción de Uruguay de 200 a 350 millas náuticas sobre la plataforma continental del océano Atlántico".

El ministro Luis Almagro (hoy Secretario General de la OEA) afirmó que "Este logro trascendente abrirá oportunidad para generaciones actuales y futuras que pondrá a Uruguay como el primer país de América en establecer el límite exterior de su plataforma continental en todo su margen marítimo de conformidad a la Convención del Derecho del Mar".

La noticia fue muy bien recibida aunque no faltaron escépticos que, recordando que el país se encontraba en plena campaña preelectoral, aconsejaran más mesura y advirtieran que todavía faltaba mucho para completar con éxito el proceso estipulado en Convemar.

La Convemar estipula que los países costeros podrán extender el límite exterior de plataforma continental mas afuera de las 200 millas (límite de la zona económica exclusiva) hasta una distancia de 350 millas (200 millas + 150) como máximo.

Con ese propósito, el Estado costero deberá presentar su propuesta, respaldada por los correspondientes estudios científicos, a un organismo especializado de las Naciones Unidas, la Comisión sobre los Límites de la Plataforma Continental. Esta Comisión evaluará la presentación y hará recomendaciones a los Estados ribereños. La Convención establece después, que "Los límites de la plataforma que determine un Estado ribereño tomando como base tales recomendaciones serán definitivos y obligatorios".

Lo anterior conduce a tres conclusiones: primero, la Comisión no se expresa a través de acuerdos sino de recomendaciones; segundo, sin recomendación (y subsecuente adhesión por el Estado ribereño) no existe derecho a extender el límite exterior de la plataforma dentro de lo estipulado en la Convemar; y tercero, el que declara el nuevo límite es el Estado ribereño, "tomando como base tales recomendaciones".

Hasta el momento, 77 Estados ribereños han presentado propuestas (la presentación uruguaya es la número 21). La Comisión ha formulado 19 recomendaciones que fueron comunicadas a los respectivos Estados costeros. Un caso interesante es el del Brasil que aceptó parcialmente la recomendación de la Comisión. Claramente, la Comisión tiene que realizar un complejo trabajo técnico, lo que, inevitablemente, significa tiempo.

La Comisión ha presentado tres informes sobre sus actividades desde el anuncio efectuado por los dos Ministros uruguayos: en setiembre y diciembre de 2014 y en abril de este año.

En ninguno de ellos se informa que la Comisión haya formulado las correspondientes recomendaciones a nuestro país. La lista de presentaciones en el sitio de la Comisión no indica que ésta haya formulado esa recomendación.

Por el contrario, en el informe más reciente se deja constancia de que el nuestro informó a la subcomisión técnica de la Comisión que "había efectuado un nuevo estudio sísmico e indicó que pondría a su disposición los nuevos datos sísmicos elaborados y su interpretación antes del 10 de julio de 2015". La subcomisión "decidió que sus miembros seguirían trabajando en la presentación entre períodos de sesiones y que reanudaría el examen de la presentación en el 38º período de sesiones".

Parecería, entonces, que: primero, la Comisión (a través de su subcomisión técnica) continúa estudiando los fundamentos de la propuesta uruguaya y nuestro país sigue aportando información científica adicional; segundo, la Comisión todavía no ha aprobado una recomendación sobre la propuesta uruguaya; y, tercero nuestro país aún no ha declarado el nuevo límite, "tomando como base" esa recomendación (porque ella no existiría).

Pero si tal fuera el caso, ¿por qué se declaró hace un año que se había aprobado la extensión de nuestra plataforma continental a 350 millas? Esta aparente distancia entre las afirmaciones y la realidad sería especialmente grave porque se trata de un tema de política exterior de enorme trascendencia.

Es importante que la Cancillería explique lo sucedido.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)