ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Tarjetarizate


@|Un pedido de informes del senador del Partido Independiente, Pablo Mieres, ha dejado otra vez al descubierto gastos, como mínimo sospechosos, realizados con tarjetas corporativas. El PI presentó la denuncia correspondiente ante el Juzgado del Crimen Organizado y ya se encuentra investigando el fiscal Luis Pacheco. 

Parecería que estamos bajo una línea de comportamiento similar a la del ex vicepresidente Raúl Sendic respecto al uso de estas tarjetas, aunque en este caso no hay como comparar los gastos de De León con otros integrantes de Alur, ya que él era el único director que portaba una tarjeta corporativa. Lo que sí es seguro es que pertenecen al mismo partido, al mismo sector (lista 711) y que trabajaron juntos en Ancap y/o empresas pertenecientes al monopólico ente estatal. 

La denuncia ronda los $850.000 y US$ 30.000 en gastos. 

Por supuesto que la reacción del senador De León no se hizo esperar y, además de decir que justificará todos sus gastos, acometió contra sus denunciantes acusándolos de querer hacer en “enchastre político”.
Lo que seguro es un enchastre es el uso de estas tarjetas por parte del Sr. De León.  

¿Cómo justificar gastos cuando no hay misiones oficiales? ¿Cómo justificar estar en las Cataratas del Iguazú en Semana Santa trabajando para Alur? ¿Cómo justificar gastos en Buenos Aires por Alur, sin misión oficial, coincidiendo con la presencia de Vázquez y Sendic durante la campaña electoral? ¿Cómo justificar gastos de hotelería en Durazno cuando asistió a una cena de Propuesta Uruguay 2030, un laboratorio de ideas presidido por Sendic? Cómo justificar y cómo justificar es lo único claro de todos estos gastos que, además, el entonces presidente de Alur contaba con un jugoso viático para esos viajes. 

Aparentemente en Alur, a diferencia de Ancap, no existe un reglamento interno para el uso de las tarjetas. Aparentemente tanto Sendic como De León no tienen un reglamento moral para el uso de las tarjetas, pues además se olvidan que esas tarjetas se las dimos nosotros y deben rendir su uso a nosotros. 

También se equivoca De León y su abogado cuando dice que asistirá a declarar “sin sus fueros”. Los fueros parlamentarios se los da la Cámara y sólo ella se los quita. 

En las últimas horas, el senador De León también fue contra Danilo Astori y, palabra más palabra menos, lo trato de “desinformado” cuando el Ministro de Economía, respondiendo a una requisitoria periodística, dijo que el caso De León también debería pasar por el Tribunal de Conducta Política del FA. Tengamos en cuenta que Juan Castillo del PC también dijo lo mismo. Según De León, como el tema está en la justicia solamente responderá ante ella.
Sería bueno recordarle al senador que él se debe en primer lugar a la ciudadanía y luego a su partido, por lo tanto las explicaciones las esperamos todos. Incluso debería explicar las acusaciones “subyacentes” que hizo contra el Ministro Astori, a quién le sugirió asistir al Tribunal de Conducta Política. Obra mal quien comete actos delictivos como también quien los encubre. 

A esta altura el pueblo uruguayo pide a gritos que se termine el recreo de gastos. En cada rendición de cuentas es nuestro cinturón el que debe ajustarse y nuestra billetera la que debe abrirse. Ya es hora que desde el ejecutivo se implanten claras reglas para los gastos personales de sus funcionarios, incluidos los justificados desproporcionados.
Viajes, reuniones, comidas, hoteles, regalos, etc. que no tienen una justificación práctica (no se deben realizar y punto) como en el caso de Alur, empresa que ya solamente tratando de flotar vive hundida en el déficit. 

“Todos deberán rendir cuenta de sus gastos en los 7 días de finalizada la misión, sean estos viáticos adjudicados o gastos de cualquier índole”, podría ser el inicio de un decreto cuando le corresponde al Presidente de la República, o un reglamento de los presidentes de los entes o la autoridad máxima de la dependencia pública que corresponda. 

Paremos la sangría estatal desprolija y abusiva de varios senadores, diputados, directores de entes y personal con cargos de confianza (no todos pero si demasiados); no le pidan a la gente cuidar el gasto cuando no predican con sus actos, podrán ser capaces o incapaces para el cargo que ocupan pero lo que todos pueden y deben es ser honestos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
volver a todas las cartas