ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Sindicatos e inversores


@| “...este gobierno de izquierda reconoce que lo único que lo puede salvar son inversores que puedan llegar al país. Vázquez con sus ministros hace pocos meses hicieron una gira por Europa y Asia, promocionando a Uruguay para captar inversores. Que increíble, ¿no? Donde quedó aquello de fuera “capitalismo”, “yankees go home” o aquella canción popular maldición de Malinche. Reconocen que los inversores extranjeros son la solución… todo cambia y nadie habla de todo esto, ni la oposición…
En estos momentos se negocia la inversión millonaria de UPM para la instalación de una nueva planta, en esta negociación participa el PIT CNT poniendo sus condiciones para que la planta se instale. Increíble y lamentable. En esto solo puede participar el gobierno quien hará respetar las leyes laborales de sus trabajadores y punto. El PIT CNT no puede ponerle condiciones a una empresa que se instala para que pueda abrir, ¡por favor!
Mientras esto siga funcionando así, este país no va a avanzar, pero claro el que ponga mano dura se arriesga a perder muchos votos y eso acá vale más...”

Perdón le pido al Sr. Rodrigo Arias por utilizar parte de su mensaje en Ecos. Pero al respecto puedo agregar los siguiente: en estos días, en la ciudad de Mercedes, hemos sido testigos de una afluencia poco común de gente que nos visita por actividades deportivas y culturales, propias de la fecha. En ese entorno, en uno de mis paseos por la rambla, coincidí con una familia francesa, con la que, en virtud de mi apellido y tras las presentaciones habituales de estos casos, compartimos la caminata por el bonito paseo mercedario.

El caballero, originario de Clermont Ferrand en Francia, resultó ser un Ingeniero, empresario, vinculado a la industria automotriz, y que estaba en esta ciudad para asistir a las carreras de autos que se realizan en nuestro autódromo. Según me manifestó, no quería darse a conocer como tal, ya que hacía un mes de su presencia en nuestro país, en donde analizaba la posibilidad de instalar parte de su industria en lo que a autopartes se refiere. Me sorprendió cuando me dijo que potencialmente, su empresa iba a necesitar unos 90 operarios calificados y 140 semicalificados, para quienes se preveía una calificación previa.

Me gustó para decirle que esta zona podía ser apropiada. Pero su contestación fue lapidaria. Lamentando mucho su decisión, tras lo que había visto en relación a la actividad gremial de nuestro país, no encontraba las condiciones para instalarse y optaba por hacerlo en Chile o en Paraguay, y no por condiciones impositivas favorables. Su conclusión era que su empresa dependía de él en cada una de sus decisiones y no tenía ninguna intención de someterse a ninguna presión o capricho gremial.
Sin comentarios.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
volver a todas las cartas