ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Sendic, Mujica y los calzoncillos

Después de la renuncia


@|La esperada renuncia del Vice Sendic por fin se produjo, y no fue espontánea como parece ya que el propio partido lo presionó o como creo se la pidió.

El único que irónicamente salió en su defensa fue Mujica (¡cuándo no!) y lo comparó con las valijas de dólares que encontraron en el convento en la Argentina y hace poco también en Brasil diciendo que lo de Sendic era un “par de calzoncillos”, comparativamente.

Pero bueno, el ex Presidente Mujica, con la peor presidencia a cuestas, obviamente no dice de los millones de dólares del déficit de Ancap, obra de Sendic en su gestión, los que hacen, en la suma, cientos de contenedores de calzoncillos de todo tipo. No olvidemos tampoco el título de “licenciado” que intentó llevar Sendic y que le generó a él y también al Frente Amplio, innumerables problemas. Todo suma para demostrar quién era Sendic.

Y aquí recuerdo que un ex juez de la Cámara de Apelaciones de la Argentina, Ruda Bart, fue exonerado de la justicia argentina por haber hurtado creo que un slip, un par de anteojos y una crema protectora de sol, ello en un súper de Punta del Este. Lo que nos lleva a reflexionar en el sentido que una persona pública en un puesto muy importante tiene que cuidar su imagen, y un solo “calzoncillo” hurtado no le ayuda. Véase que Sendic, quién con su tarjeta corporativa adquirió zapatos, un colchón y otros artículos de poca entidad, lo que dice a las claras que su nivel era no el de un Vicepresidente, sino a lo sumo de un pobre tipo que difícilmente se meterían en estas pequeñeces.

Ahora Sendic va a vivir de su jugosa jubilación de Vicepresidente y difícilmente trabaje, ya que así lo demostró en la poca o nula actividad que tuvo en el Parlamento.

Espero que los uruguayos en las próximas elecciones se acuerden, al depositar su voto, de la figura nefasta de Sendic y voten, dicho sea de paso, a partidos tradicionales y no populistas que tan poco han contribuido al engrandecimiento del Uruguay.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
volver a todas las cartas