ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Propaganda en espacios públicos


@| ¿Se animan a discutir sobre el uso del espacio urbano con el fin de efectuar publicidad política?

Cuando se acercan las elecciones las calles se comienzan a llenar de propagandas. Al doblar las esquinas aparecen las pancartas de los candidatos. En lugares como plazas, parques, monumentos y edificios podemos encontrar desde pasacalles hasta pancartas adosadas de los árboles, muros pintados y hasta pegatinas en la Biblioteca Nacional. Al transitar por las calles, la rambla o las avenidas también se ven intervenciones en las paradas de ómnibus, columnas y cordones con pintura que perduran por años.

Si bien las intendencias tiene una reglamentación que legisla la propaganda política, estas datan ya de hace muchos años. Todavía tiene permisiones que afectan a los espacios urbanos y no son cumplidos. Hay quienes buscan hacer publicidad por donde sea, cuanto más se acercan las elecciones no queda un hueco sin intervenir y el ojo se acostumbra incorporando esta publicidad como si fuera parte del paisaje.

Esta es una situación que es vieja y conocida por las autoridades gubernamentales y por todos los partidos políticos que se disputan cada metro de muro disponible.

Los perdedores en todo esto somos nosotros mismos con las ciudades que se llenan de residuos y panfletos, el patrimonio público, privado y cultural termina dañando. Todo esto causa costos de reparación, limpieza y más afectaciones negativas.

Todos los partidos tienen derecho de dar a conocer sus propuestas, ideas y candidatos. Es democracia y es un derecho pero hay normativas que se deben de respetar y modificar. Hoy en día internet es parte de la vida, las redes sociales son de uso cotidiano permitiendo llegar de forma masiva a la población sin afectar el entorno. También existen los espacios en la vía pública comercializados por empresas con fines publicitarios y los medios tradicionales como la televisión, la radio y los periódicos.

Estamos a tiempo de discutir y trabajar para cambiar esta cultura, legislar y lograr un consenso para proteger lo que es de todos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
volver a todas las cartas