ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Política, moral y ética

Por el piso


@| Nos extraña el presidente Vázquez, dada su formación científica, profesión concebida desde la ética y la moral al servicio de la población.

Da verdadera lastima el ex vicepresidente Sendic, su indolencia e indefensión, quien fue elegido primero por Mujica y luego por Vázquez, como heredero del Frente Amplio, proyectándolo como candidato a Presidente en 2019.

De Mujica mucho se ha escrito, en diarios, revistas y libros, de su origen absolutamente antidemocrático guerrillero y se ha reconfirmado como máximo responsable, por absoluta incompetencia, para liderar el gobierno incumpliendo su promesa de educación, educación, educación, que culminó su ejercicio con la mayor crisis de la historia en lo que refiere a gestión de las empresas públicas.

El Dr. Vázquez, previo a la obtención del primer mandato, utilizaba dos muletillas, “Se podrá meter la pata, pero no la mano en la lata” y “Se moverán hasta las raíces de los árboles” El huracán Raúl, produjo los dos efectos, metió la pata y sacudió hasta las raíces la interna del Frente Amplio, ya que el Tribunal de conducta política, laudo al vicepresidente como falto de ética y culpable de malversación de fondos públicos.

La justicia de nuestro país investiga al susodicho, denunciado penalmente por su gestión como presidente de ANCAP, espada de Damocles que amenaza no solo a su persona, sino también a quienes lo impulsaron, y defendieron su “intachable comportamiento”.

Sendic, hizo figurar en los nombramientos recibidos su título de “Licenciado en genética humana”, comprobado inexistente, mintió descaradamente, afirmando que lo tenía y mostraría, que ya se lo había mostrado a la senadora Lucía Topolansky, novel vicepresidente, quien confirmó haberlo visto, y luego también el expresidente Mujica dijo que vio los papeles, todos mentirosos contumaces…

Finalmente la renuncia acontecida, contó con la muy poco feliz participación de los presidentes Mujica y Vázquez.
La institucionalidad no está en riesgo, pero la moral y la ética están por el piso.

Esperemos que rápidamente estos acontecimientos tan tristes y de gran envergadura, sean superados por la clase política que es verdaderamente bien intencionada y que hacen de la moral y ética públicas una docencia.
Imagine que sentirían los fundadores del FA, como Seregni, Licandro, Crottogini, J.P. Terra, poseedores de valores hoy tan escasos, si estuvieran aún entre nosotros.

El Frente Amplio en muy poco tiempo haciendo uso del poder, apenas en 12 años, superan ampliamente a los partidos fundacionales, colorados y blancos, en actividades colindantes con la corrupción, teniendo en cuenta que estos partidos gobernaron casi 200 años.

Es de considerar, que cada vez que acontezca dentro de la institucionalidad síntomas de corrupción, los mismos partidos providencien las denuncias. Y que no ocurra lo que pasó al diputado el FA, Gonzalo Mujica, que por apoyar la creación de una comisión investigadora, fue invitado a retirarse de su fuerza política.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
volver a todas las cartas