ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Los paros

Sindicalistas lejos del pueblo


@|El sindicato de Conaprole anunció un paro de actividades durante tres días porque la empresa no consultó al sindicato en la sustitución de un chofer por tres días. Parece broma pero es la verdad. 

Hace unos meses el sindicato de distribuidores logró una reducción de las horas semanales de trabajo, pasaron de 48 a 44. No conforme con esto luego pidió que les aseguraran 26 jornales, y si no vamos al paro. 

Los sindicalistas del fútbol se pelearon entre ellos; el Movimiento Más Unido Que Nunca, apoyado por los jugadores, decretó paro y adiós al fútbol. Ya no una medida contra empresarios sino una disputa interna que pretenden arreglar practicando la gimnasia del paro. 

Las autoridades de la educación osaron querer realizar la adjudicación de horas docentes por dos años; los gremios amenazaron con parar y chau arreglo. Ellos son la autoridad. 

El jueves comenzaron las jornadas de “Encuentro en Montevideo”y entonces se realizó un paro general parcial en la mañana.
Y siga el baile… 

De un tiempo a esta parte, varios años, la actividad principal de los dirigentes sindicales parece ser convocar al paro. Todo termina en un paro y también en ocupaciones. En varios casos, estas medidas terminan con el cierre de empresas y luego la consecuente pérdida de fuentes de trabajo. Otras, se arma una cooperativa, le pedimos al Fondes una mano y al poco tiempo cerramos definitivamente. También está la variante de largos pagos de seguros de paro. 

Seguramente entre todos los paros realizados existan algunos justificados. Largas negociaciones que no llegan a buen puerto y al final se para. Pero hay un alto porcentaje donde parecería que la búsqueda es parar y parar.
¿Cuántas horas de trabajo se han perdido y se han dejado de cobrar? ¿Cuál es el verdadero apoyo a estos dirigentes por parte de la clase trabajadora? Si nos guiamos por la imagen que tienen el Pit Cnt en la población, es muy chico el apoyo a este grupo de dirigentes. 

Si no para el transporte el acatamiento es mínimo, le guste a quien le guste, la gran mayoría no quiere parar, pero los sindicalistas deben realizar “sus tareas”. 

El director de la OIT estuvo en estos días en nuestro país. Empresarios y Pit Cnt llevan un entredicho por las ocupaciones desde hace 9 años. Sí, leyó bien, 9 años. 

Unos dicen que es la prolongación del derecho de huelga y otros dicen que va contra la libertad de trabajo y la propiedad privada. La OIT dice que las ocupaciones deben garantizar el ingreso de aquellos trabajadores que no adhieren a las medidas. La respuesta de la gremial sindical fue descalificar a los técnicos de la OIT diciendo que “nunca estuvieron a menos de 10km de una fábrica”. O sea, si estás conmigo fenómeno, de lo contrario seguramente seas un defensor del imperialismo y otras yerbas. 

Y así estamos… cuando defender el trabajo debería ser la prioridad de cualquier sindicalista, parecería que muchos de ellos, en su carrera política necesitan figurar permanentemente y lo hacen vía paros. 

Algún día no muy lejano la gente les dará la espalda, les demostrará que el progreso se basa en el trabajo y no en las huelgas. De la misma manera que un día el pueblo le dio la espalda a los partidos tradicionales y trajo al Frente Amplio al poder, cosa impensada por muchos políticos tradicionales; el Pit Cnt se quedará sólo con su “mesa representativa” que ya no representará a nadie. 

Señores miembros del Pit Cnt, representantes de todos los trabajadores, den por finalizado el carnaval y sus ambiciones políticas. Sus actos están cada día más lejos del pensamiento obrero y solamente están cavando vuestra tumba, donde seguramente, muy pocos se acordaran de Uds.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas