ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Nuevos vientos


 @| La renuncia indeclinable de la promesa “progre” Raúl Sendic junior, vice de Uruguay, hijo pródigo del fundador de Tupamaros, ahijado político de José Pepe Mujica y por si todo esto fuera poco, íntimo de nuestro siniestro Axel Kiciloff, muestra que cambiaron los vientos. Acorralado sin salida por su propio partido, con su popularidad en vertiginosa caída por las denuncias de corrupción en su contra, no aclaradas con contradicciones, mentiras y argumentos inconsistentes que más lo complicarán, adoptó, con su concurrencia al Plenario que lo juzgaría, la salida menos decorosa, propia de los que huyen sin dar la cara: la de su renuncia.

No depura su nombre de la vergüenza emanada del juicio popular, sobre todo de quienes creyeron en su prédica y fueron engañados. Y desnuda la falsedad del discurso de estos populistas zurdoides cuando alcanzan el poder. Se repite lo de Brasil, con Dilma y Lula enfrentando a la justicia. Acá en Argentina hay una legión haciendo cola ante una justicia desvirtuada en distintos fueros por jueces parciales, carentes de personalidad, identificados con el gobierno K, que los digitara, eludiendo el Consejo de la Magistratura, organismo habilitado para evaluar su idoneidad y sus méritos. Pero también llegarán los vientos que barren.

Como decía José Ingenieros en Las Fuerzas Morales: “La verdad siempre llega. Cuando tarda, lo hace incrementada por la perspectiva del tiempo”. El de Sendic es un ejemplo. Enhorabuena, hermanos uruguayos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas