ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

La motosierra

De Astori


@|Astori ha demostrado ser una verdadera usina de impuestos. No debemos olvidar que es el padre intelectual del impuesto al trabajo IRPF y del inconstitucional IASS a jubilados y pensionistas.

Lo que también ha quedado al descubierto en estos años “progresistas” es la filosofía del Ministro en cuanto a cómo arreglar supuestos déficit en distintas cajas o sistemas de seguridad social.

Las principales pautas son: ignorar la especificidad de cada sistema, ignorar con arrogancia la génesis de los desajustes, desconocer los derechos adquiridos, menospreciar a los jubilados y centrar las posibles soluciones en volver a gravar por encima del IASS a las mismas prestaciones.
En otras palabras, nada le importa, los que deben pagar “los platos rotos” son los propios jubilados y nada de respetar pautas constitucionales.

Esta simple receta ya se les aplicó a bancarios y a profesionales universitarios, a los que ya les impuso por encima del IASS otros descuentos de diversos nombres, o sea ya fueron víctimas de la motosierra de Astori.
Algo similar está pretendiendo hacer con los jubilados de Caja Notarial, policiales y militares.
             
¿Cómo funciona la cosa?

Ante alguna caja o sistema de seguridad social considerado deficitario o con problemas y sin considerar las causas que generaron el supuesto déficit, Astori resuelve aplicarle la motosierra, pero siempre sin querer ver al principal agujero negro, que en materia previsional es el BPS.

Primero de manera absolutamente aleatoria y sin considerar nada, Astori “decreta” cuál es el monto que, a su gusto, configura una jubilación alta o de privilegio… Hoy le gustó $50.000… mañana puede ser $20.000...
Luego se diseña un sistema de franjas y se dibuja otro nuevo impuesto, por supuesto inconstitucional, presentado como un milagro que “generará” ¡X millones de dólares al año! ¡Creación espontánea de riqueza!

La maravilla de Astori toma forma de proyecto de ley e inmediatamente salen algunos técnicos, algunos legisladores, algunos periodistas y otras focas a repetir, sin saber nada, los méritos de la brillante solución de Astori.
Así, con algunas variantes, fueron atropellados los bancarios y los profesionales universitarios. 

Así están estudiando atropellar a pasivos de la Caja Notarial y a retirados policiales y militares. 

Así es como van a terminar atropellando a pasivos del BPS.

El déficit del BPS es enorme y crece mes a mes.

El BPS sirve más de 42.000 jubilaciones superiores a $ 50.000, al decir de Astori “de privilegio”. Nadie dirá que fueron otorgadas de acuerdo a la ley, que sus beneficiarios hicieron los aportes correspondientes ni que responden a historias laborales destacadas tanto en la esfera pública como privada. Simplemente los agarrará la motosierra de Astori por haber cometido el “pecado” de haber estudiado más, haber trabajado más, haber aportado más y recibir hoy una jubilación de “privilegio”.

No en vano la sociedad está generando los naturales mecanismos de defensa: recolección de firmas para someter a referéndum una norma que blinde a las pasividades.

No en vano importantes agrupaciones políticas ya han anunciado que de ganar las elecciones de 2019 derogarán el IASS.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas