ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

El valor de la información


@|El español Vicente Fuentes (Periodismo Alternativo) en su artículo “¿Por qué no estalla una revolución?”, nos advierte que está sucediendo un hecho extremadamente preocupante, justo ante nuestras narices, y al cual nadie parece prestarle atención: “El excesivo bombardeo de información de todo tipo al cual estamos expuestos diariamente, nos impide tomarnos el tiempo necesario para otorgar el valor adecuado a cada información recibida y con ello, nos impide asociarle la suficiente carga emocional como para generar una reacción efectiva y real” -aclara Vicente -“Y todo ello da lugar -sin que nos demos cuenta -a la peligrosísima resultancia de que saber la verdad ya no importa!”.

Y por mi parte, he venido advirtiendo que los medios de comunicación uruguayos deberían hacer una profunda revisión de sus valores y sus aportes a la sociedad. En realidad hace tiempo ya que lo saben; lo han confesado incluso aún sus máximas autoridades internacionales. Porque en definitiva, si bien hay un negocio comercial a preservar y a rentabilizar, no habría que menospreciar el impacto que producen en la sociedad e incluso en la cultura nacional. Lo cual interroga su razón de ser. Y hablo en nombre de muchos vecinos.

Recientemente equipos Consultores presentó su informe anual del cual se desprende que el mercado publicitario pronostica 4,4% más inversión en 2017; por lo cual este año se desembolsarán US$ 275,7 millones, ante los US$ 263,9 millones de 2016. Y la TV sigue siendo el medio que obtiene la mayor parte de la torta: Un 33% del total va a la tanda: US$ 91,2 millones”. Y en un evento publicitario reciente, el “Gran Effie” premió a la eficiencia publicitaria; mientras que el reciente Estudio del Mercado Publicitario Uruguayo consagró, y premió, y ovacionó, a los publicistas más creativos, los mejores Directores de agencia, los mejores talentos individuales, los mejores negociantes con los medios, los mejores planificadores de medios, los mejores en el área digital, y todos los mejores dentro de lo que pueda haber mejor!

Pero si estos tributos tuviéramos que seleccionarlos los consumidores de los medios, esos que cada día detrás de la pantalla esperamos la necesaria, seria y veraz información, sin duda no seríamos ni tan magnánimos ni tan generosos con nuestras premiaciones! Es evidente que el actual abuso de las tandas publicitarias de más de 15’, más la repetición desconsiderada de las mismas -con comerciales ya desgastados por el tiempo -más allá de su dudosa calidad -significan un verdadero despropósito hacia los televidentes! ¡Y producen enorme rechazo!

Parecería que su negocio es simplemente escupir noticias; llenar espacios, causar asombro, ira, impotencia, bronca y dolor, para conseguir el rating necesario que les asegure la preferencia de los anunciantes! Una muestra: hoy sábado 30 de setiembre, en el informativo de un canal privado, al mediodía, un periodista anunciaba que se cumple un año de la muerte de quien fue mi amigo, y esposo de mi primera secretaria allá en los 80: Heriberto Pratti. Y luego de hacer un raconto de las circunstancias en las que Heriberto fue malamente ejecutado por un paria de nuestra sociedad, y recordar que su asesinato nunca fue aclarado, inmediatamente saltó a otra noticia recordando que tampoco ha sido aclarado el caso de los 70 perros envenenados en Florida y Canelones!

¡Joder! Casi casi sonó como si Heriberto hubiera sido un perro más, en definitiva, víctima de una sociedad envenenada, cuya muerte no ha sido aclarada! No hay respeto entre una noticia y otra! Lo que importa es escupir noticias amontonándolas unas sobre otras, sin distinción de jerarquía ni valoración de su importancia social! Y por eso una vez más acudo a esta sección Ecos del diario El País, quien por lo menos nos da la oportunidad de verdaderamente ser el “eco” de las denuncias, reclamaciones, y las inquietudes que puedan enriquecer nuestra convivencia. Siempre he logrado resultados; sé que ésta va a ser un poco más difícil; pero a lo mejor, nuestros Ecos se vuelven a hacer oír, para reivindicar: ¡una comunicación y una información con más valor!

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
volver a todas las cartas