ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Competencia de alcohol


@|Recientemente ha tomado conocimiento público la noticia de la intención de un boliche de Pocitos de organizar una competencia consistente en un desafío a beber cantidades de alcohol abrumadoramente por encima de lo que el organismo humano puede tolerar sin sufrir graves daños. 

Es difícil entender en qué cabeza puede caber la idea de fomentar este tipo de competencias que atentan directamente contra la salud y hasta con la vida de las personas involucradas. Pienso que estos deberían hacerse un tiempo para visitar salas de sanatorios y hospitales donde muchísimas personas, desde adultos mayores hasta niños, luchan minuto a minuto contra las más crueles enfermedades por estirar unos días más ese precioso regalo que es la vida. 

Todavía aún más, una dama en un programa televisivo de la mañana del jueves 16 de noviembre, defendía el derecho de los organizadores de la competencia argumentando que cada uno es libre de hacer lo que quiera siempre y cuando no dañe el derecho de los demás y no importando cuánto daño se haga a sí mismo. 

Le voy a contestar a esa señora diciéndole que una persona alcoholizada tiene altísimas probabilidades de hacer daño a terceros, muchas veces se transforman en personas violentas y golpeadoras o su accionar de manera totalmente irresponsable los lleva a provocar los más diversos accidentes; tampoco es menor el hecho de que nuestra sociedad debe gastar mucho de sus escasos recursos para brindarles medicina y cuidados, que bien podrían ahorrarse para concentrarlos en la atención de aquellos que sufren enfermedades graves y que muchas veces exigen gastos de miles de dólares y hasta tratamientos en el exterior. 

Finalmente, deseo expresar la satisfacción que me produjeron las palabras del Sr. Ministro de Salud Pública Jorge Basso, quien salió al cruce de toda esta barbarie con palabras firmes expresando que este tipo de acciones no será permitido en nuestro país. 

Sr. Ministro: su mensaje me ha traído cierta tranquilidad y me hace sentir que ha sido muy acertadamente designado para el alto y honorable cargo que desempeña.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas