ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Carta a Almagro

Venezolanos agradecidos


@| Sr. Luis Almagro, Secretario General de la Organización de los Estados Americanos.

Las circunstancias históricas más oscuras, paradójicamente aclaran el panorama cuando del valor de los hombres se trata. Hoy, Venezuela es la muestra de ello. Somos los protagonistas de la tragedia política, social y económica más lamentable de los últimos tiempos.

A tierras orientales han arribado en los últimos años, uruguayos que migraron siendo niños a Venezuela y que hoy retornan a su país enfrentando de alguna manera una segunda migración y otros miles de venezolanos, como yo, que escogimos Uruguay como destino para respirar en libertad. Estamos más que agradecidos con este suelo, que nos abraza y nos regala la oportunidad de realizar un proyecto de vida digno.

Pareciera que luego de tanta idas y venidas, buena parte de la clase política aún no distingue que la defensa de la democracia no tiene nada que ver con derecha o izquierda, tiene que ver con valores indisponibles, con equilibrio entre los poderes y sobretodo con un respeto absoluto de los Derechos Humanos, sin los cuáles no se puede concebir la democracia en nuestros tiempos y que se han incorporado en ancestrales conceptos, como el de la soberanía de los pueblos. Este último, no puede entenderse hoy en su forma más primaria, para usarse como autorización para perpetrar crímenes atroces dentro de un país, solo porque éste es soberano.

Defender una postura política para un demócrata, pasa por separarse incluso de aquellos que dicen profesarla, pero que en los hechos la envilecen. Ser un demócrata hoy, cuesta hasta el desdén y el reclamo de los propios compañeros, que no comprenden que la obediencia ciega y el dogmatismo son verdaderos enemigos. Entendemos que usted hoy, está pagando ese costo.

Pero no olvide que esta historia aún se está escribiendo y gracias a los demócratas valientes, a la denuncia enérgica de voces que tiene el poder de ser escuchadas, se conoce cada vez más la realidad de la que escapamos los venezolanos y se suman a diario iniciativas que abren el camino a la democracia y ya desde el punto de vista humanitario, han logrado medidas que permiten que los venezolanos exiliados encontremos modos más sencillos de legalizar el estatus migratorio, asunto nada menor para quienes simplemente escapamos de la distópica realidad de Venezuela.

Estamos seguros de que Venezuela recuperara su libertad y aunque en el proceso usted reciba reclamos de sus pares, recuerde que nosotros los inmigrantes venezolanos exiliados en Uruguay, siempre le estaremos especialmente agradecidos, porque hoy su país es nuestro hogar, porque miles de niños crecen en libertad y aunque venezolanos de nacimiento, se hacen orientales de corazón y cuando escuchen de nuestra boca la historia de estos años oscuros, sabrán de un uruguayo que libró esta batalla con nosotros, aún por encima del costo que le representaba. Si hoy, algún compañero de partido le rehuye el apretón de manos, nosotros le recibimos con calurosos abrazos caribeños… para usted siempre habrá un lugar entre nosotros.

Mil gracias.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
volver a todas las cartas