ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Como en botica

Es un antiguo adagio: “De todo, como en botica”. Y en este caso, abarca metafóricamente un cúmulo de disímiles vicios de convivencia que se manifiestan diariamente en nuestro país, sin que persona o ente alguno con atribuciones tome siquiera en consideración la verdadera causa y efecto de ningún problema de interacción vital entre uruguayos. Todo está enfocado en la chiquita, personal o corporativa, y la ideología.
Citamos elípticamente algunos:
1- La enseñanza primaria egresa niños que apenas saben leer y escribir y no conocen disciplina respeto ni honestidad, pero sí el espíritu ventajero. Ergo, en la secundaria, terciaria y el país, la educación y cultura está deteriorada. Y también lo están la seguridad y la salud pública. Todo ello, debido a la relación entre causa y efecto. (Según Perogrullo)
2- La impunidad en la violación de la seguridad pública ha sido usada “políticamente” por el gobierno, habida cuenta de que el Uruguay entero vive detrás de rejas mientras campean los delincuentes y los jóvenes indisciplinados e irresponsables con padres que son sus iguales. Y son iguales a sus hijos porque hace varias generaciones que son producto del mismo sistema educativo que sus muchachos. La enseñanza no sólo es prioritaria para la Política y la “política”, sino que hace a la supervivencia de la sociedad. Sería bueno normalizar con firmeza la conducta y el aprendizaje de los niños en la escuela primaria, aunque sujeto a los derechos correspondientes. Para eso hay que recapacitar y jerarquizar principalmente a los maestro/as, no sólo con más conocimientos y mejores sueldos extensivos a toda la docencia secundaria y terciaria, sino dotando con un status privilegiado a todo docente que haya demostrado la vocación y capacitación necesaria. La educación de un país es lo primero, lo excluyente, porque –valga la contradicción- es lo más inclusivo, debido a su efecto dominó sobre la seguridad, la economía, la idiosincrasia nacional, y la salud.
3-Inseguridad y violencia son situaciones concretas, objetivas y consumadas, que no pueden esperar mientras se soluciona la etiología. Los delincuentes deben estar presos. De lo contrario, la ideología seguirá causando más muertos, violencia, y carencia de salud pública, mientras seguimos peleándonos por lo personal.
4- En los últimos 60 días sufrí en mi familia varios casos (3) de muerte prematura debido a la ineptitud y embrutecimiento de los prestadores de servicios de salud, por causa del hacinamiento de pacientes en las mutualistas saturadas por la ideología de: “salud para todos”, que “consiguió salud para nadie…”.
5- También la ley de inclusión(¿?) financiera. Sólo se habla del perjuicio a los comerciantes. Nadie dice nada sobre la arbitraria obligatoriedad de operar en cajeros automáticos casi siempre (Brou) con colas a la intemperie y falta de seguridad. Los bancos tienen privilegios exponenciales. ¡Cobran por tener nuestro dinero! Pretenden fomentar el ahorro…
6- Además, hay en la botica algo que no es menor. Los tickets emitidos como recibos y/o comprobantes de pago o depósitos por las maquinitas y cajeros que corresponden al uso de tarjetas de débito o crédito, se imprimen con una tinta que en poco tiempo se borra. También hay empresas que al recibir su pago por débito automático pretenden rehusarse a otorgar recibos o facturas por su venta respectiva. ¿Cómo controla el titular entonces si el débito en su estado de cuenta es correcto? ¿Y el documento o factura con las debidas especificaciones y condiciones de venta y/o servicio? El prestador tiene obligación legal de emitirlo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas