ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

El Banquero

Prioridades del gobierno


@|Gobernar no es un juego.

El Banquero es un juego con el que todos nos debemos haber divertido alguna vez en la vida. Se hacen compras, ventas y otra cantidad y variedad de operaciones con dinero falso de papel barato que divierte a amigos y familias. Ahora, extrapolando este juego a la realidad, parece que el gobierno está jugando al Banquero.

Entendamos qué pasa y de dónde saldrá la solución por ejemplo para los cincuentones; qué pasó con los préstamos del Fondes; qué pasará con la deuda a los judiciales; qué pasa con la cantidad de juicios perdidos y otros que van en camino a perderse y qué pasará con una cantidad de situaciones que hacen recordar al juego del Banquero, en donde el dinero de todos los contribuyentes se dilapida por errores, inexperiencia y otras varias situaciones que son de público conocimiento.

El gobierno en forma totalmente irresponsable no toma en cuenta todo lo que se perdió por la mala administración (llámese Ancap, Alur, Asse, la compra del avión presidencial, etc.); sólo piensa en aumentar tarifas para cubrir el déficit fiscal creado por sus propias irresponsabilidades. La única duda de nuestro gurú económico es que tiene que sacar cuentas y hacer simulaciones, ya que su “hambre fiscal” puede tener un rebote en la inflación.

Están pensando; y no porque hoy algunos nieguen los aumentos, estos no serán realidad a corto plazo. Como dice el adagio, “cuando el río suena es porque agua trae”.

Hay que evaluar y tener en cuenta que en realidad están jugando con el país, ya que gobernados por un Plenario al que ningún uruguayo votó, sumado a un Presidente lleno de dudas en cuanto a tomar decisiones, hacen difícil a fin de mantener la cada vez más difícil cohesión de la fuerza política y gobernar en forma seria y democrática.

Creo que este razonamiento y las acciones del gobierno nos llevan a pensar en que si están jugando al Banquero sin medir consecuencias. Solo marketing político para la tribuna, mal administración, peor contralor, “ainda mais”, no teniendo en cuenta que las deudas se acumulan y que algún día se tendrán que pagar. Demasiados anuncios, muchas metidas de pata y manos en la lata, sumados a un cumulo de situaciones que hoy son públicas, pero que hay tener en cuenta que pasan y pasaron, no tan intensas como las de Sendic, que no tienen tanta difusión, pero que impactan en las finanzas públicas aunque no generen noticia.

Hay que señalar que las faltas de controles y los amiguismos han generado un campo fértil para los corruptos; y a algunos, se les podría encasillar en el rubro de los famosos ladrones de cuello blanco.

Nadie niega que esto pase; pero lo que poco se sabe, es qué pasa con los responsables. No hemos visto ninguno preso, y eso que el juego del Banquero tiene cárcel.

En este juego en que está el gobierno, no toma definiciones sobre los costos y la competitividad del país real, hace pensar a que las quejas de diversos sectores, es la queja de los “jugadores que van perdiendo”. Ante este panorama, qué opciones tiene el gobierno como Banca y cuáles serían las consecuencias en términos económicos para los demás “jugadores”.
Priorizar el déficit (subiendo las tarifas y afectando aún más la competitividad) o poner en primer lugar los “costos país” (manteniendo o bajando las tarifas, aliviando los costos internos y no bajando el déficit).
Ser o no ser, por lo que estimo que se seguirán tomando decisiones basados en el juego del Banquero.

Triste, pero suerte uruguayos, suerte.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas