ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Atención médica


@| Por qué cambios en Medicina para el Uruguay. Su raíz, desconocimiento, politización, desorden, falta de principios y directivas. Necesidad de ciencia aplicada a la salud para una población a la deriva.

Veamos el panorama:
Un reconocido médico intensivista ideó y puso en marcha el primer sistema de emergencia móvil, basado en que la vida se debate en minutos frente a una “emergencia”.. Pero… se desvirtuó el concepto. ¿Qué pasó? El presente lo contesta, se llama a la emergencia por un resfrío o por un infarto.
-Antiguamente el criterio era -no ando bien, tengo xx- voy a ver mi médico. Mi médico me solucionaba el problema, me estudiaba, aconsejaba como continuar, siendo el guía en quien se confiaba. Eso era el médico general, pero…

En los ‘90 se acordó pagar por acto médico, pero, la oferta incluía trabajar en una sola Institución… (risa). Una utopía.

- Hoy siglo XXI –“voy a consultar”- y espetan “saque número“… vaya saber cuándo. E inmediato a la susodicha consulta viene el pase al especialista de… ¿cuándo me verá? Un clásico. Durante la espera, ve transitar una manada de funcionarios y se pregunta ¿qué hacen?
¿Quién es responsable del enfermo? ¿no hay un referente?... ¿es “la Institución”? Gran interrogante, clásico escenario uruguayo, de menor o mayor complejidad, en razón directa a lo que pague. Pero los seres que le prestarán atención son los mismos, excepto que no es lo mismo en el Hospital que la mutualista o el Seguro.

El “sistema” nos cuesta mil millones de dólares anuales, a todos… sin contar quienes tienen un seguro extra, los tiques, para un país de tres millones. Todos perdemos por las repercusiones que conciernen.
Por lo tanto, no entiendo…

Ahora está de moda la “alta dedicación” o… ¿todos no son médicos dedicados, respetando los principios hipocráticos?
¿No les parece que todo esto es una enorme tomadura de pelo? Están vulnerados todos los principios y a nadie le importa un pito… mientras no te toque. Cualquiera opina y los disparates se tienen que soportar porque nadie asume ni es garante.

Los caudillos sindicales, apegados a los mandos abanican con la fanfarria y lucrando con “los logros sindicales”, puñaladas traperas al pueblo quien paga el disparate.

¿Por qué se ofrece salir de fronteras para su atención? ¿No será que acá la medicina está dejando de existir? Con el latiguillo “en nuestro país no es posible” quieren tapar la inoperancia. La palabra cambio no existe en esas mentalidades.

Vuelvo a lo de siempre, se necesita “gente ”no “iluminatti” en el poder. Primero tornar a ser personas, no personajes. Conocer los límites y conocimientos en todas las ramas de la Medicina y si se considera especialista, serlo de verdad. Lo “mismo en todos” los órdenes del estrato para llegar a tener Medicina en serio. Reitero “no es” con más médicos sino con los necesarios que cumplan con dedicación su función. El que no cumple, se va y no condecorarlo con un cargo jerárquico superior, no merece ser médico. Abundan en el zoo. Por favor dejen de mentir, tranqui con los especialistas y la alta dedicación.

Volvamos a la realidad, un médico consciente y entrenado desempeña el cargo de atención en su policlínica, “soluciona problemas”, ve sus pacientes internados. Concurre a sus reuniones técnicas y administrativas. Revisa sus trabajos. Estudia, se informa, “crece”. Eso es lo que debería ser. Justifica el cargo y su capacidad con los resultados. De manera similar en todo el escalafón desde el que dirige al que limpia. Obvio que van a decir “aquí no”.

Al grito
Federico Prestinari | Montevideo
@|Es la expresión del hincha del fútbol hacia el juez que cobra ante la protesta de la hinchada.
En el triste episodio que perdió la vida el joven comerciante de Maldonado, la población del departamento protestó airadamente contra el criminal hecho; a las 24 horas aparecieron arrestos de personas involucradas en el hecho.
¿Fue casualidad o es el método que tenemos que aplicar los ciudadanos para que aclaren los hechos delictivos?
Da para pensar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
volver a todas las cartas