ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Así no, Pepe


*|Asombraste al mundo y a todos nosotros; hablaste de humanismo, consumismo, egoísmo, la usura y otras cosas. Algunas para olvidar, muchas han quedado grabadas en la memoria del colectivo.

Pero últimamente algo te pasa, a cada paso, vas depositando palabra “santa” con voz engolada al mejor estilo de un pontífice criollo. Te fuiste a meter en el fútbol sin ninguna propiedad o antecedente.

El “Pistola” algunos años atrás, te acercó a Tenfield, nada más, eso y nada más.

Aunque te haya llamado algún dirigente, o algún jugador funcionario, no tenés idea lo que es para un trabajador del fútbol, el dirigente en general. El fútbol Pepe, no es como los cuadros de la dirigencia política, difícil es mandar verticalazo o envolver con palabrerío. Es distinto a lo que vos conocés.

Y todavía fuiste a decir “que el Paco es el único que la pone”; menos mal que no dijiste que la pone gracias a vos que le condonaste la deuda que mantenía con el Estado.

Después te Tarzanificaste y diste cátedra sobre lianas, si hay si no hay. ¿Cómo es Pepe? Que sí pero que no.

Parecido al tenue argumento con que defendiste a Sendic “hay que ver las jugadas con anticipación, más allá de lo simple”. ¿Y cuál era el horizonte lejano que el estadista veía? Que se podían perder dos o tres votos de parlamentarios.

Sí pero no, no pero sí.

En la antigüedad, cuando algún general salvaba Roma, le brindaban el triunfo. Mientras marchaba con su carruaje recibiendo las loas del pueblo, alguien le susurraba al oído “la fama es puro cuento”. Y generalmente el héroe se retiraba a cultivar su chacra en serio, sin amagues como tú lo venís haciendo.

Pensalo Pepe, para mi estás viviendo “El invierno del patriarca”.
Si seguís hablando, cuando asomes la cabeza por la ventana, no verás las carabelas de Colón sino a un dinosaurio comiéndose tus rosas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
volver a todas las cartas