ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

De abusos

Respuesta a la panadera


@|Los policías son servidores, son empleados nuestros para vivir en paz y reprimir los delitos.

La señorita confitera, una exquisita señorita, debe tener su tranquilidad garantizada por estos funcionarios públicos, para eso se los educa y se les paga.

Y como una dama debe ser tratada con la cortesía y corrección que le corresponde por ser mujer y futura madre de los niños de nuestro futuro.
Tuvo razón, los policías no pueden distraerse mirando mujeres cuando están en servicio, y si reaccionan por ser reprendidos, deben ser expulsados por incompetentes, y al estar armados ser un peligro público para las personas honestas.

Solamente este Ministerio tolera esta situación, que seguramente resulta bochornosa para una gran mayoría de los policías, que conocen del honor.
Tengo la satisfacción de haberle entregado a esta señorita un ramo de flores el día siguiente, como disculpas del barrio por una mala experiencia, con mis felicitaciones por la educación y tranquilidad con que enfrentó esa afrenta.

“No sé como, pero me mantuve tranquila y eso les enfureció más. No sé como hice”, me contestó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
volver a todas las cartas