User Admin

La vida de la gente importa

Mientras sostenía un entre dicho con los bronquios que me ventilan, recibí una invitación a favor de la salud y en contra de los daños que hace el tabaco. Eran buenas noticias referidas a 163 gramos de los más preciosos. La ministra Susana Muñiz consideró que la campaña antitabaco en Uruguay permitió un aumento sustancial en la probabilidad de que una embarazada deje de fumar en el tercer trimestre. Se triplicó el número de mujeres que dejaron de fumar durante el embarazo “Entre 2007 y 2012, la proporción de mujeres embarazadas que dejaron de fumar en el tercer trimestre creció de 15 a 42 %, lo cual derivó en un promedio mejor en el peso del recién nacido: aproximadamente 163 gramos”

Mientras sostenía un entre dicho con los bronquios que me ventilan, recibí una invitación a favor de la salud y en contra de los daños que hace el tabaco. Eran buenas noticias referidas a 163 gramos de los más preciosos. La ministra Susana Muñiz consideró que la campaña antitabaco en Uruguay permitió un aumento sustancial en la probabilidad de que una embarazada deje de fumar en el tercer trimestre. Se triplicó el número de mujeres que dejaron de fumar durante el embarazo “Entre 2007 y 2012, la proporción de mujeres embarazadas que dejaron de fumar en el tercer trimestre creció de 15 a 42 %, lo cual derivó en un promedio mejor en el peso del recién nacido: aproximadamente 163 gramos”

“ Los resultados son buenos porque llevan a una mejor calidad de vida y a la disminución en la morbimortalidad en el niño” – dijo Muñiz.
Esto resalta el trabajo presentado por el director del Programa Nacional de Control de Tabaco, Winston Abascal, y las autoras Ana Inés Balsa y Patricia Triunfo.

Los lindos hechos referidos me llevaron a visitar mis archivos sobre tabaquismo y contra lo que esperaba al planear esta nota, encontré un panorama desolador. Venimos perdiendo; y lo escribo con amargura. Pero para terminar con este quede inesperado, lo mejor es divulgarlo; el éxito en el control del tabaquismo se debe a dos circunstancias: acierto y firmeza en el gobierno y buen entendimiento de la población en masa, un hecho emocionante y aleccionador; un ejemplo internacional. Esto último es un trofeo de todos; y no puede aceptarse calladamente que se atente contra él. La nueva realidad abarca cuatro años de abandono imperdonable.

Ningún gobierno tiene derecho a despilfarrar lo que otros ganaron. El éxito mundial de nuestro control del tabaquismo es propiedad de quienes lo hicieron posible; se alcanzó sin ejercer grandes inspecciones y sin poner grandes multas. Se obtuvo porque la inmensa mayoría de los uruguayos actuaron y siguen actuando inteligentemente; están convencidos. En las fiestas familiares, los fumadores salen a la vereda para prender su pitillo.
Sucede que desde la decisión del Gobierno de enfrentar el arbitraje internacional con Philip Morris, desde el 2 de Marzo del 2010…¡No se ha aplicado ninguna nueva medida, significativa, para el control del tabaco y se ha “aflojado” la mano como si ya no hubiera intención de ejercer la defensa de la población, ante los estragos que produce! Según la experiencia internacional, la medida más eficaz para reducir el tabaquismo, es aumentar el precio de los cigarrillos mediante impuestos. En el Uruguay el 80% de la reducción del tabaquismo en la población adulta, fue fruto de esta estrategia.

Sin embargo, el último aumento tributario sobre los productos del tabaco, se hizo efectivo ¡1º de Marzo del 2010! mediante un decreto del ex Presidente TabaréVázquez, el día de la trasmisión del mando. Desde esa fecha hasta hoy, el único producto que no recibió un aumento de precios, provocado por el Gobierno, han sido: ¡Los productos del tabaco! Consecuencia lógica: la venta de cigarrillos fue subiendo; la inflación hace que cada vez sean más baratos. Todo cuesta más, menos fumar.

La razón inicial que esgrimió el Ministerio de Economía fue el cuento tradicional, radicalmente falso: si se encarece el precio, aumenta el contrabando. Lo grave de esta excusa, pone de manifiesto que el gobierno es dos veces omiso: deja de cobrar impuestos contra un consumo malsano y además deja de perseguir eficientemente el contrabando.

Es para preguntarse: si el contrabando es tan preocupante ¿Porqué no se aprobó el “Protocolo de Comercio Ilícito del Tabaco”? Es una herramienta internacional importante para enfrentar el delito aduanero y el Uruguay ha hecho oídos sordos ante el reclamo internacional.
La otra excusa ha sido: “Aumentar el precio de los cigarrillos, aumenta la inflación”. Pocas respuestas pueden ser más torpes que esta. Los cigarrillos deben encarecerse porque esa es la manera más eficaz de evitar la muerte de muchas personas. Un mínimo empuje inflacionario (algo insignificante) pudo abatir el promedio de muerte; era muy alto y fue abatido; hablo de morir y no, de minucias monetarias. El Gobierno dejó de recaudar muchos millones de dólares, en perjuicio de la salud pública. ¡Es el colmo!

Uruguay tenía un compromiso internacional a cumplir: antes del 27 de Febrero del 2010, debía eliminar completamente todo tipo de publicidad referida al tabaco. Recién el 31 de Mayo del 2012, (dos años después) el Ministro Venegas anunció en el parlamento que se enviaría un proyecto de ley para prohibir la publicidad…., pero nunca llegó. Un año después, el 31 de Mayo del 2013, la Ministra Muñiz lo volvió a anunciar, en el Parlamento y aseguró que en octubre quedaría aprobada la norma…pero no.

No voy a ofender a mis lectores, no voy a perder un minuto en demostrar que esa publicidad es veneno. Nada más expresivo que ese ánimo tembleque para conocer al gobierno, la salud de la población no le importa mayormente. Como consecuencia de la dejadez practicada, la violación de la prohibición de fumar en espacios cerrados que son lugares de trabajo, va en aumento. En el 2008 era, un 18%; en 2010, fue 23%; y en 2012, superó el 30%. ¿Cómo lo justifica, el gobierno?
¿Habrá que empezar una nueva campaña educativa; ahora la gente debe tomar la iniciativa y debe imponerle al gobierno que entienda como es la cosa y cumpla sus obligaciones.

Hice una breve reseña de lo que está pasando. Pero hay otra vía de agua que hace prever un naufragio peor: la traición al control del tabaco, nuestra defección al debido deber, nos deja solos en el gravísimo caso judicial con la tabacalera Philip Morris. ¿Quién va jugarse por el Uruguay que es desertor en la lucha mundial contra la epidemia que mata más gente, el tabaquismo?

Desentenderse del control del tabaco después de haber estado en la punta del combate, nos lleva al séptimo círculo del infierno, el de los más infames.¿Qué pretende nuestro gobierno, cuando entrega una batalla que tenemos ganada?

Las situaciones y los números más graves, lo que vincula el hábito de fumar con la enfermedad y la muerte, todo eso ya fue aclarado. Nada se movió en el mundo antes de saber a ciencia cierta las relaciones de causa y consecuencia a propósito de meter humo en el sistema respiratorio.

Esto que pasa ¿es algo querido y orquestado o es simplemente un modo, el más imperfecto, de ejercer el control del tabaquismo? La falta de voluntad política quedó de manifiesto. El tabaquismo, cuando empezó la campaña, mataba 15 uruguayos por día. ¿Hay ganas de evitar esa persistencia de la muerte por tabaco?

Esta preocupación, no es una manera disfrazada de trabajar para que en las elecciones gane uno u otro. Tabaré Vázquez fue quien condujo el Uruguay triunfante en un camino rara vez ensayado: controlar un hábito (fumar) mediante un movimiento espontáneo, cultural; despertando en la gente el orgullo de entender en un problema que no es puramente racional. Enseñándole a la gente a tomar distancia para ver mejor. No es la primera vez que lo digo.

Después de mostrarle al mundo cómo se hacía... Hace cuatro años que los cigarrillos cuestan cada vez menos. Los números indican un bajón de lo bueno y una estampida de lo mortal. ¿Vamos a ignorar cual es la consecuencia de no atender a lo que se debe? ¿Vamos a dejar que mueran otra vez, los seres queridos que mató el tabaco?





Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)