User Admin

Los Tratados de Roma

El 25 de marzo, la Unión Europea conmemorará 60 años de la firma de los Tratados de Roma, primer paso hacia una Europa unida.

El 25 de marzo, la Unión Europea conmemorará 60 años de la firma de los Tratados de Roma, primer paso hacia una Europa unida.

Desde el nacimiento de las Comunidades Europeas en 1957, los ciudadanos de nuestros Estados Miembros han disfrutado de seis décadas de paz, prosperidad y seguridad sin precedentes. El contraste con la primera mitad del siglo XX no podría ser mayor. Dos guerras catastróficas en Europa entre 1914 y 1945 dejaron millones de muertos, y un continente devastado, dividido y postrado. Para los países que habían estado durante mucho tiempo en guerra, la integración europea ha sido el proyecto de paz más exitoso de nuestra historia.

Sin embargo, estamos viviendo tiempos impredecibles y el 60º aniversa- rio de los Tratados de Roma es la oportunidad no solo de reafirmar nuestro compromiso con los valores y objetivos en los que se basa el proyecto europeo, sino también de dar pasos pragmáticos y ambiciosos.

El mundo atraviesa un período de gran incertidumbre: el equilibrio global de poder está cambiando y los fundamentos de un orden internacional basado en reglas son demasiado a menudo cuestionados. La Unión Europea será una potencia cada vez más vital para preservar y fortalecer el orden mundial.

La UE es la segunda economía mundial. Somos el mayor mercado mundial y el principal inversor extranjero en la mayor parte del mundo. La UE ha alcanzado una posición firme al actuar conjuntamente con una sola voz en la escena mundial, desempeñando un papel clave en la eliminación de los obstáculos al comercio como miembro de la Organización Mundial del Comercio, y concluyendo acuerdos comerciales bilaterales con muchos socios importantes alrededor del mundo. Ejemplo de esto es el reciente acuerdo de CETA con Canadá, que permitió a las empresas exportadoras de la UE prosperar y crear más de 30 millones de puestos de trabajo.

Invertimos más en cooperación al desarrollo y ayuda humanitaria que el resto del mundo. La UE es cada vez más activa como proveedor mundial de seguridad.

La Unión Europea es, y seguirá siendo, una potencia fuerte, cooperativa y fiable. Nuestros socios saben lo que representamos.

Defendemos el multilateralismo, los derechos humanos, la cooperación internacional.

Apoyamos el desarrollo sostenible, sociedades inclusivas, la lucha contra todas las desigualdades -en educación, en democracia y derechos humanos. Para nosotros, esto no es caridad: es también una inversión inteligente en nuestra propia seguridad y prosperidad.

La Unión Europea es el mayor donante financiero del mundo de ayuda al desarrollo. Hemos sido fundamentales en la planificación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y ya los estamos aplicando, así co-mo trabajando para actualizar el Consenso Europeo sobre la Política de Desarrollo. La ayuda al desarrollo de la UE va a alrededor de 150 países en el mundo y se centra cada vez más en los lugares más pobres del mundo. En el período 2014-2020, alrededor del 75% del apoyo de la UE se destinará a países que a menudo son duramente afectados por desastres naturales o por conflictos, algo que hace que sus ciudadanos sean particularmente vulnerables. La UE es el único donante del mundo que apoya a todos los países que son frágiles o sufren conflictos.

Promovemos la mejo- ra constante de las reglas globales, reglas que protejan a las personas contra el abuso, normas que amplíen los derechos y mejoren los estándares. Es gracias a nuestro compromiso -el de la UE y el de sus Estados Miembros- que la comunidad mundial ha establecido acuerdos innovadores como los Objetivos de Desarrollo Sostenible, el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático y el Programa de Acción de Addis Abeba sobre la Financiación para el Desarrollo. En un mundo en que están resurgiendo los juegos de poder, la Unión Europea tendrá un papel aún más importante que desempeñar.

Un entorno internacional más frágil exige un mayor compromiso, no una reducción del mismo. Por ello, la UE seguirá apoyando y ayudando a las Naciones Unidas: nuestra cooperación con la ONU abarca las misiones de paz, los esfuerzos diplomáticos, los derechos humanos, la lucha contra el hambre y la lucha contra la delincuencia. La Unión Europea es también un socio fuerte y activo de organizaciones regionales como la Unión Africana, la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático y el Consejo del Ártico.

La Unión Europea también está dispuesta a ayudar a las personas afectadas por desastres naturales o provocados por el hombre. Las crisis humanitarias continúan teniendo un fuerte impacto internacional, y en 2016 la UE destinó más de 1.500 millones de euros a alimentos, refugios, protección y atención sanitaria a 120 millones de personas en más de 80 países. Desde el inicio del conflicto sirio en 2011, la UE ha sido el mayor donante de ayuda humanitaria para atender a millones de hombres, mujeres y niños desplazados por el conflicto. Cualquier país del mundo puede pedir ayuda al Mecanismo de Protección Civil de la UE. Desde su lanzamiento en 2001, ha intervenido en algunos de los desastres más devastadores del mundo, como el terremoto de Haití (2010), el triple desastre en Japón (2011), las inundaciones en Serbia y Bosnia y Herzegovina (2014), el brote de ébola (2014), el conflicto en Ucrania (2014), el terremoto en Nepal (2015), la crisis de refugiados en Europa y el huracán Matthew en Haití (2016).

Independientemente de los acontecimientos que puedan producirse en el futuro, una cosa es segura: la UE seguirá poniendo la promoción de la paz y la seguridad internacionales, la cooperación al desarrollo, los derechos humanos y la respuesta a las crisis humanitarias al centro de su política exterior y de seguridad.

(*) Embajador de la Unión Europea en el Uruguay

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)