User Admin

Las pesadillas circulares

Sostenía el poeta y Premio Nobel italiano Eugenio Montale, que un libro se disfruta primero teniéndolo en las manos, donde lo miramos, sopesamos y demoramos el placer de introducirnos en él. Cuando lo hacemos, el sabor es enorme. Sobre todo si el texto es agradable y además de bien escrito, tiene emoción, un detalle que, diría Carlos Pujol, es fundamental.
Todo ello ha logrado con esta reciente edición de “Con tortura” (Tabula Rasa Ediciones), el escritor español Raúl Guerra Garrido, quien mereció, por la galardonada obra, el Premio Nacional de Letras de España. Nacido en el Bierzo, vivió en San Sebastián, donde la violencia terrorista de la ETA destruyó a cenizas su farmacia y laboratorio (por sus libros comprometidos con la realidad), y desde hace años, vive en Madrid.

Sostenía el poeta y Premio Nobel italiano Eugenio Montale, que un libro se disfruta primero teniéndolo en las manos, donde lo miramos, sopesamos y demoramos el placer de introducirnos en él. Cuando lo hacemos, el sabor es enorme. Sobre todo si el texto es agradable y además de bien escrito, tiene emoción, un detalle que, diría Carlos Pujol, es fundamental.
Todo ello ha logrado con esta reciente edición de “Con tortura” (Tabula Rasa Ediciones), el escritor español Raúl Guerra Garrido, quien mereció, por la galardonada obra, el Premio Nacional de Letras de España. Nacido en el Bierzo, vivió en San Sebastián, donde la violencia terrorista de la ETA destruyó a cenizas su farmacia y laboratorio (por sus libros comprometidos con la realidad), y desde hace años, vive en Madrid.

Su obra es vasta y muy diversa. Novelas, cuentos, libros de viaje. Entre sus títulos cabe mencionar “Quien sueña novela”,”Castilla en Canal, “La soledad del ángel de la guarda”, “La Gran Vía es New York” y, entre otros, “La Carta” (que trata de los secuestros y los “rescates revolucionarios” de la ETA), que aquí publicó también Ediciones de la Plaza.

Guerra Garrido comenzó a ganar premios precisamente con el cuento “Con tortura” (el Ciudad de San Sebastián, en 1968), en el cual ahonda en el terror hasta lo más terrible, llegando a tal punto que el sometido a tan cruel realidad, tiene más miedo de lo que le va a ocurrir, que de lo que le está pasando. ¿O bien es una pesadilla lo que está viviendo y sólo basta con despertarse?

Así, en clave circular, son cuatro las versiones del cuento “Con tortura” reunidas en este libro. Todas ellas comienzan con estas dos preguntas claves: “¿Dónde están?” y “¿Cuántos son?”. A ellas deben responder sus personajes centrales, los torturados, quienes no saben por qué les sucede lo que está ocurriéndoles. No saben qué les preguntan ni por qué. De esa manera, cada uno de los relatos adquiere un tono de pesadilla envolvente, que termina con las dos preguntas que son las mismas con las que se inicia. Son historias circulares, o, reitero, quizá no sean más que sueños, de los que debe salirse para evitar sufrimientos.

El relato ganador del premio en San Sebastián, cuenta el dolor de quien es sometido sin saber la razón de ese tan cruel interrogatorio. Piensa que no puede ser verdad lo que le ocurre. El segundo cuento, en su densa trama, incluye a un tupamaro sometido a torturas. En el tercero, el escritor José Saramago es el torturado; y en el cuarto relato, quien está en esa situación es un escritor al que torturan por haber ganado un premio literario (“por más que haya escrito un cuento, un alegato contra la tortura”, piensa). A todos de la misma manera y con los mismos interrogatorios.

Una vez más el lector se acerca en estas páginas al mundo trágico que logra crear, con un poder literario extraordinario, el laureado autor español. El estilo es siempre renovador. También, en este breve libro escrito en clave de pesadillas circulares. Por ello, es esencialmente literario. Me place decir que en la contratapa hay un juicio mío, que dice: “se duda si es el cuento de Borges que plagió Hemingway, o el capítulo de Hemingway que secuestró Borges”.

Y es que, en definitiva, con el estilo y la imaginación de estos dos escritores, Raúl Guerra Garrido escribió este libro impar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)