User Admin

La otra mejilla

Hace unos días se anunció la instalación de una exposición de fotografías del ex presidente argentino Néstor Kirchner, que se inaugurará el próximo martes 22 en el atrio de la Intendencia de Montevideo. La muestra es patrocinada por la embajada argentina -que solicitó ese espacio comunal- y consta de 80 fotografías y 26 gigantografías que recorren la vida de Kirchner. La exhibición estará habilitada al público durante 15 días, según informaron los organizadores.

Hace unos días se anunció la instalación de una exposición de fotografías del ex presidente argentino Néstor Kirchner, que se inaugurará el próximo martes 22 en el atrio de la Intendencia de Montevideo. La muestra es patrocinada por la embajada argentina -que solicitó ese espacio comunal- y consta de 80 fotografías y 26 gigantografías que recorren la vida de Kirchner. La exhibición estará habilitada al público durante 15 días, según informaron los organizadores.

De modo tal que a lo largo de dos semanas, los uruguayos en general y los montevideanos en particular podrán repasar un cuidadoso acopio de imágenes de alguien que nos maltrató de manera sostenida en el tiempo que fue presidente. En ese sentido me pregunto qué busca la muestra. Porque indudablemente debe tener un objetivo que va más allá de la mera exhibición y que no se agota en las imágenes.

No escribo esto desde ninguna postura ideológica o partidaria, sino desde la reserva que siempre me mereció el personaje en lo relativo a su peculiar encono hacia nosotros. Desde que la visité por primera vez en mi juventud, amo a la Argentina y en particular su capital, Buenos Aires, en donde me he sentido rodeado de gente hermana y en donde he encontrado muchos de mis mejores amigos.

Pero es indudable que la llamada era K, inaugurada por el fallecido y continuada por su viuda, estableció un talante de permanente hostigamiento hacia nuestro país, con bloqueo de puentes y lucha de puertos, por citar lo más grueso. Es asombroso entonces que, en ese contexto plagado de patoteos y desaires, de medidas que perjudicaron y perjudican al Uruguay, y de reiterados desprecios, se pueda habilitar una exposición en un ámbito estatal que pretende evocar en imágenes al soterrado promotor de la cruzada ambientalista de Gualeguaychú y el litigio que culminó en La Haya.

Se supone que ese montaje tiene la expectativa de una afluencia de público importante. Instalarlo en un sitio público y de pasaje obligado por los montevideanos que hacen trámites es aprovecharse de su inevitable ingreso al espacio de la exposición. No vacilo en decir que en alguna medida la muestra luce extemporánea y me planteo cuántos de los que pasen van a interesarse de corazón por el retratado. No creo que el ex presidente argentino convoque a los uruguayos a repasar su trayectoria vital evocada en fotografías.

Pero la aquiescencia municipal con los Kirchner ya tiene otro antecedente, como el de haberle otorgado a la presidenta la distinción de visitante ilustre en agosto de 2013, pese a sus reiteradas agresiones a nuestro país. Me planteo si la señora asistirá a la inauguración de la muestra y apuesto que no. No lo hará porque seguramente tendrá otros asuntos más importantes que atender en medio de la compleja situación que vive su gobierno.

Sin explicaciones valederas que la justifiquen, la instalación de unos retratos que nadie de por aquí pidió ver, por lo menos desconcierta. No se entiende bien el propósito de este homenaje que indudablemente es un panegírico. Se le da al fotografiado el valor de un héroe regional con una personalidad que sin lugar a dudas influyó en su país, pero que en relación a nosotros nos deparó un calvario de dificultades y penurias. ¿O perdimos la memoria sobre aquellos reiterados padecimientos?

La única posibilidad para quien esté en desacuerdo con esta especie de broma, es no concurrir a convalidarla. Como vecino de Montevideo y contribuyente, lamento que ese espacio ciudadano del atrio municipal se preste a una insólita versión del consejo bíblico de poner la otra mejilla.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)