User Admin

Instantánea del tiempo que corre

Ados meses del día de la verdad, cuando se dé a conocer la voluntad de los uruguayos, estampada en el escrutinio de las elecciones nacionales, podemos suponer que se oye el click de una foto tomada al Uruguay, durante la primera semana del presente mes de setiembre.

Ados meses del día de la verdad, cuando se dé a conocer la voluntad de los uruguayos, estampada en el escrutinio de las elecciones nacionales, podemos suponer que se oye el click de una foto tomada al Uruguay, durante la primera semana del presente mes de setiembre.

La foto no define quien es el ganador (no está decidido), pero define con claridad, cómo está el ánimo de los ciudadanos encargados de la acción decisiva: votar o no votar por gobierno actual.
Hice los doscientos kilómetros que separan La Paloma de Montevideo y no vi una sola columna del alumbrado público alterada por la publicidad política. Nada tricolor, como era la costumbre. Tampoco vi carteles en los cruces elevados de la carretera. Parecería que los frentistas dejaron de interesarse.
Recuerdo un hecho terrible que presencié de adolescente, cuando Terra se hizo dictador y a la gente se le murió la esperanza batllista; sintieron el mazaso; y se les murió de nuevo, el viejo Batlle, en el año 33. Lo leí cien veces en la calle: hombres con una insignia en la solapa que decía: “No me hable de política”. Tenía once o doce años y no sabía todo lo que significaba, pero entendí que era algo muy triste. Ahora con la falta de fervor, me pasa algo parecido; inquieta ver venir las elecciones y comprobar el desinterés de los que fueron una mayoría bullanguera.
Tabaré Vázquez es el mismo de siempre; y son los desganados del Frente , quienes lo ven desganado; son ellos los que perdieron la fé, las ansias de ganar; perdieron el convencimiento; y eso les impide ponderar al candidato propio. Hablo de quienes tenían el triunfo asegurado, hace tres meses. Algo pasa dentro del Frente no pintador de columnas. No es fácil despejar esta caída de la ilusión. Pero por algo no sopla aquella ráfaga del blanco azul y rojo, ilustrando todas las cosas. Solo muestra el cantero de la ruta, un viento desolador, la elegancia de Rubén Darío diría: esa hinchada está triste ¿qué tendrán los hinchas que han perdido la risa y han perdido el color?
El senador Eduardo Lorier afirmó que el Frente Amplio “tiene un programa aprobado en el 2013; y que allí es donde se establecen los lineamientos obligatorios para el gobierno del año 2015. Es el futuro en marcha atrás. Para Lorier, el candidato a la Presidencia no será, si gana, el primer mandatario de la República, será el último mandadero del PCU, que le fijó sus órdenes, con dos años de anticipación.
Un hombre y un Presidente como demostró ser Tabaré Vázquez no merece ese destrato y tampoco lo merece la Constitución de la Republica que no desprecia el cargo culminante del sistema democrático que nos rige. Lo grave de esta falta de respeto, es lo difundida que está la tesis de mandar sobre al gobierno del año 2015, para que haga lo que ellos resolvieron, en el año 2013. Participan de semejante aberración numerosos personajes del Frente Amplio que bregan por imponer “un giro a la izquierda” que nadie sabe en qué consiste. Las fuerzas secretas que mandan en la coalición, un grupúsculo de pocos, ya resolvió el porvenir de todos; y el candidato, antes de trazar su programa, ya está preso. Este sin sentido es más grave de lo que parece; configura un peligro para la estabilidad del país que vota una orientación de gobierno y resulta burlado; el gobierno electo no es el que se vota en octubre, es otro, el que se impuso hace dos años. El hecho se parece demasiado a un engaño o si se quiere dramatizar, a una estafa electoral.
Mujica dijo sin mentir que iba a ocuparse de la educación, educación, educación…; no pudo, no pudo y no pudo. La razón de esta flagrante contradicción, no se debe a la oposición de los otros partidos, sino a la oposición de una minoría engrandecida en la interna del Frente. Y no soy yo, quien lo dice. Lo aclaran el Presidente de la República y el Vicepresidente.
Hay frentistas cuyo voto privilegiado vale siete veces más que los votos de los frentistas baratos, que son la inmensa mayoría. El resultado de esta irregularidad, es un hecho antidemocrático. El poder conferido por la Constitución se ve superado por un aparataje militante, creado reservadamente en seno del Frente. El Presidente Mujica dice:
-- “La gobernabilidad de un país es muy difícil cuando no se tiene respaldo parlamentario y los hechos cuentan y demuestran que desgraciadamente las tonalidades políticas priorizan por encima de todas las cosas, la política opositora. Y no estoy criticando a la oposición actual.”
¿A qué otra oposición puede deberse, la falta de respaldo que denuncia el Presidente, cuando tiene en su coalición la mitad más uno de los legisladores?
Y agrega Mujica: “Es muy difícil gobernar si no se tiene, un gran peso en las organizaciones sociales (…) porque gobernar con el viento en contra permanente de las organizaciones sociales, es correr el riesgo de paralizar el país”. (El País, 11/6/14)
Los frentistas se sienten desilusionados y ese malestar inhibe la disposición de servir. La falta de alegría partidaria se midió en las urnas, el 1° de junio; los frentistas se desentendieron y fueron goleados.
El aparato creado para gobernar la coalición de izquierda, no resuelve de acuerdo a la mayoría y la mayoría menospreciada, se enfría. No soy yo, quien lo dice. Danilo Astori hizo saber:
-- El Frente Amplio debería “democratizarse” más, porque “hay una enorme cantidad de casos en que no ha habido mucha coincidencia entre las decisiones que se tomaron y la voluntad del pueblo frenteamplista”. “Precisamente el caso de la definición de candidaturas en las elecciones pasadas demuestran que muchas veces no hubo coincidencias entre lo que se decidió y lo que opinó en las urnas el pueblo frenteamplista”
Es el vicepresidente quien lo dice, un personaje respetable. Y agregó, Astori, para que no quedaran dudas:
-- “Todavía hay muchos aparatos internos que son decisivos en la toma de decisiones y que no son precisamente coherentes con el funcionamiento democrático del Frente Amplio. Además de tener aparatos militantes, tenemos que tener mecanismos que hagan coherente las decisiones que se toman con la voluntad general, global, del pueblo frenteamplista en su conjunto”. (Fuente: Valeria Gil y Daniel Isgleas, diario “El País”, 23 a 25/4/14).
Han pasado cuatro meses de estas declaraciones, y los partidos democráticos que integran la coalición de izquierda, no superaron la trampa en la cual cayeron. Por su parte, la oposición de los partidos tradicionales, el Partido independiente y la Corte electoral se desentienden de intervenir, como deben, para impedir las escandalosas comprobaciones que se verifican en la interna del Frente.
No se sabe si la quiebra del ánimo, alcanza o no para determinar el resultado de las alecciones. Pero se sabe, sí, que las fuerzas democráticas del Frente que son mayoría, seguirán siendo derrotadas por las fuerzas minoritarias del Frente, que son ilícitas, violan la Constitución: Artículo 77: “Todo ciudadano es miembro de la soberanía de la Nación; como tal es elector y elegible en los casos y formas que se designarán. El sufragio se ejercerá en la forma que determine la Ley, pero sobre las bases siguientes:
…11) El Estado velará por asegurar a los partidos políticos la más amplia libertad. Sin perjuicio de ello, los partidos deberán:
… a) ejercer efectivamente la democracia interna en la elección de sus autoridades.”

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)