Rubens Barbosa
Rubens Barbosa

Mercosur indígena

Finalmente, luego de más de un año, los Presidentes de los cinco países miembros del Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay Venezuela) lograron agendar la reunión de Consejo del Mercosur en Venezuela.

En los extensos comunicados al finalizar el encuentro, se realizaron pocas referencias a avances en el área comercial. En compensación, fueron firmadas declaraciones de apoyo a Argentina, relacionado al pago de su deuda soberana, al Banco del Sur y también sobre los derechos de los niños y adolescentes inmigrantes no acompañados en Estados Unidos de América. También fueron declarados ciudadanos ilustres de Mercosur, Hugo Chávez y Néstor Kirchner.

Pocos notaron que se dio un significado hecho político en la declaración del Mercosur sobre la situación de Gaza: Paraguay se negó a firmarla quebrando la unidad del grupo en un tema tan sensible.
Una de las decisiones más inusitadas, anunciada al final de la reunión, fue la creación del Mercosur Indígena, que dará seguramente gran impulso a las relaciones comerciales del grupo...

Sin acuerdo con la Unión Europea, el Mercosur, por propuesta de Venezuela, se conformó con la propuesta de negociar acuerdo para la creación de una zona de comercio complementaria con la Alianza Bolivariana (ALBA) y el Petrocaribe, que nadie sabe muy bien qué es.
La parálisis y la perplejidad del grupo pueden notarse por algunos ejemplos que demuestran el estado en el que se encuentra el principal proyecto de política externa del gobierno del PT en los últimos 12 años.
- Bolivia, miembro asociado del Mercosur desde 1997, firmó un protocolo de adhesión casi como un secreto de estado, sin ninguna difusión pública. Recientemente los congresos de Uruguay, de Argentina y de Venezuela ratificaron el protocolo. Bolivia tendrá que adoptar gradualmente las normas y reglamentos del Mercosur, en un período de tiempo de apenas cuatro años a partir de su incorporación como miembro pleno; el país logró el status de miembro en proceso de adhesión y ya se encuentra participando plenamente de todas las reuniones del Mercosur, sin voto.

Por el momento, el documento de adhesión no ha sido sometido al Congreso Brasileño, ya que de serlo, tendría dificultades para su aprobación en virtud del impasse en relación al asilo al senador boliviano, Roger Molina, cuya situación jurídica aún no está definida.

- la negociación del acuerdo Mercosur–Unión Europea desapareció de los radares. Dificultades con Argentina (como siempre), desinterés por parte de gobierno brasileño, a pesar de las declaraciones contrarias de altas fuentes oficiales, quizás en función de las elecciones y el cambio en la presidencia de la Comisión Europea con la salida del portugués Durão Barroso (muy favorable al acuerdo) y su substitución por el antiguo primer ministro de Luxemburgo, sin compromiso alguno con la prioridad de los entendimientos con el Mercosur, pueden explicar el aplazamiento de los entendimientos para 2015.

- la grave situación económica en Argentina y Venezuela con el crecimiento en baja, inflación en alza y moneda depreciada y total inseguridad jurídica, perjudican a las empresas exportadoras por la reducción del mercado y por el no pago de las exportaciones. En el caso Argentino, en otro default, ahora técnico, con grave repercusión sobre la percepción externa del Mercosur.

- las trabas al libre comercio están afectando a todos los países miembros del grupo. Como si esto no bastase, en los últimos años, se registraron también desvíos en el comercio, siendo los productos de los países miembros sustituidos por productos chinos y asiáticos.
Estamos apostando todas nuestras fichas comerciales aun grupo que presenta estos problemas, sin perspectivas de superarlos a corto o mediano plazo.

¿Que hacer?

El Mercosur no tiene como evitar su geografía, pero nuestros países deben intentan contribuir en el desarrollo futuro del grupo, lo contrario de lo que han hecho en los últimos años..

El Mercosur creado por un Tratado en 1991, está aislado de las negociaciones comerciales y sin ninguna estrategia.
Dependiendo del resultado de la elección presidencial en Brasil, si la oposición vence, es posible que la política pasiva y reactiva en relación al grupo regional pueda ser revisada.

La reducción de la influencia ideológica en las decisiones y la flexibilización de algunas reglas e incluso el retorno a un área de libre comercio están entre los cambios demandados por importantes segmentos de la sociedad con el objetivo de facilitar las negociaciones comerciales con los países que puedan ampliar el mercado alas exportaciones del grupo y permitir acceso a las tecnologías e innovaciones.

Mientras el mundo expande rápidamente sus negociaciones comerciales, el Mercosur perdió su rumbo inicial. El grupo no puede continuar estancado en el atraso.


* Presidente del Consejo de Comercio Exterior de la Federación de industriales de San Pablo

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)