Ricardo Reilly Salaverri
Ricardo Reilly Salaverri

Veteranos (conclusión)

Cierro un comentario tedioso. Al ciudadano importa la solución simple de lo que le toca. Concluiré, redondeando lo ya expuesto:

Cierro un comentario tedioso. Al ciudadano importa la solución simple de lo que le toca. Concluiré, redondeando lo ya expuesto:

1.- El sistema previsional -las jubilaciones y pensiones por fallecimiento, vejez e incapacidad que se pagan- se basa en que los activos deben sostener a quienes llegan a la pasividad, que fueron sostén de la sociedad en la que los activos cotizantes del BPS crecieron y viven. En 2005 había 2,11 cotizantes efectivos por pasivo. Hacia el año 2050, la relación será de 1,88 activo por pasivo (solidaridad intergeneracional). O sea que, el sostén del sistema -ya bajo- tiende a la disminución. Las arcas previsionales se nutren de los cotizantes -trabajadores y empleadores- de 7 puntos del IVA y de ser necesario de una asistencia del Estado central adicional. La bonanza de la década internacional hoy terminada, y la reforma, permitieron que esta en los últimos años no fuese necesaria.

2.- Al sistema vigente, recogido esencialmente por la ley matriz 16.713, lo elaboraron los mejores técnicos y los muy idóneos servicios de asesoramiento del BPS. Es posible contemplar todos los escenarios “pesimistas, conservadores y optimistas” futuros. Se miden y responden a la evolución del PBI, al nivel de empleo, al monto de las retribuciones salariales, a la evolución del número de cotizantes, al crecimiento del número de pasivos y la inflación proyectados.

3.- Tiene conquistas indiscutibles. Para combatir la endémica evasión y subfacturacion de aportes sobre los sueldos:

a.- determinó que las jubilaciones se calculan sobre los 10 mejores de los últimos 20 años de actividad, repartiendo entre los retirados, la recaudación con que cuenta el BPS, aportada por los cotizantes;

b.- se creó el sistema de ahorro individual que se vuelca a los fondos de pensión. Es una cuenta de tipo bancario, intocable y actualizada que se entregará a sus titulares actualizada por inflación, desde sus 65 años de edad.

Así, se combinó un sistema de reparto de los aportes de los activos con una solución de ahorros obligatorios. Los fondos de ahorro que se forman deben invertirse en valores exentos de riesgo (especialmente valores públicos) por sus administradoras (AFAP).

Ambas soluciones sirven al beneficiario y le estimulan a cuidar su condición de afiliado al sistema en la actividad y de que se aporte por lo que realmente gana. Es de su interés. Si denuncia omisiones del empleador, este será sancionado y el denunciante cobra parte de la multa;

c.- se impuso la historia laboral del trabajador. Su vida laboral está verazmente registrada de por vida y reduce el terreno de las pasividades con aportes inventados, sometido a exigencias de prueba severas.

Hoy hay tecnificación, facilidad inspectiva, y mejor recaudación del sistema.

Las pasividades individuales del mundo civilizado que envejece, son económicamente menores a los ingresos de actividad. Inevitable. La demografía obliga.

El sistema nacional vigente es el mejor posible. Hay ataques. Sobran “líderes” políticos que los apoyan mirando la cantera de votos.

Algunos anhelan cambiarlo por algún sistema solo de reparto sin certezas.

Toda modificación como la actual de los “cincuentones”, pensada sobre datos por ahora impredecibles, supone retornar a gastos del Estado central de cientos de millones de dólares. La salud del BPS va de la mano de gobiernos prudentes y el crecimiento económico nacional.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)