Ricardo Reilly Salaverri
Ricardo Reilly Salaverri

¿Tiques? quiero dos

Si usted viene sintiendo una puntada a la derecha de la barriga, vomita y tiene diarrea desde hace días, y decide curarse con un remedio de la abuela, o tratarse con el curandero de aquí a la vuelta, sepa que puede morir de peritonitis.Un médico es más aconsejable.

Si usted viene sintiendo una puntada a la derecha de la barriga, vomita y tiene diarrea desde hace días, y decide curarse con un remedio de la abuela, o tratarse con el curandero de aquí a la vuelta, sepa que puede morir de peritonitis. Un médico es más aconsejable.

En general en la vida la gente que se inspira en malas referencias se equivoca. En todos los órdenes. Si es en lo privado, al fin y al cabo el que se embroma es el propio errado. Si tiene responsabilidades políticas y de gobierno, la víctima es un pueblo. Es el problema del Frente Amplio, esa recolección de hinchas de los soviéticos, los castristas, los Chávez-Maduro, los Lula-Dilma, el matrimonio “K”, y -sus luminarias- los tenedores de libros depredadores de bonanza y soldados de los ajustes fiscales. Ese es justamente el problema que tienen. Los últimos son los “moderados” que se inspiran en la socialdemocracia europea greco-latina (el club Mediterranée), que fundió contemporáneamente a Grecia, España y Portugal, despilfarrando en música y vino sus tiempos de vacas gordas, comprando votos con burocracia y “beneficios sociales” que se pagan -es lo que creen- con maná que cae del cielo. Le propongo un ejercicio. Anote al barrer las primeras 10 obras públicas nacionales que le vengan a la cabeza. Personalmente anoto: puertos nacionales y reforma portuaria; usinas hidroeléctricas -Terra, Salto Grande y Palmar-rutas nacionales bien mantenidas y dobles vías -Montevideo a Colonia y Maldonado-; aeropuertos nacionales (Carrasco y Laguna del Sauce); forestación, antecedente de las inversiones papeleras; desarrollo productivo histórico, particularmente en ganadería; innovación turística -termas del norte y hotel Conrad en el Este-; reforma de la seguridad social y… sin esfuerzo verá que puede seguirse al infinito. Todas tienen un común denominador: ninguna contó con la iniciativa de la muchachada “progre” que recluta a los campeones de la mediocridad, del ocio y de la huelga. Y encima, si hace memoria comprobará que normalmente todo contó con su oposición.

Haga lo mismo con Montevideo. Empezando geográficamente por el Puerto, y siguiendo por el Mercado del Puerto, el Cabildo, la Plaza Zabala, la Plaza Matriz, el Club Uruguay, el Palacio Legislativo, la sede de los entes autónomos, el Palacio Estévez, “la pecera”, construcción elegida por la mediocridad avanzada como sede gubernamental; todas las vías de circulación importantes; el palacio municipal; y… siga. Nada fue obra de los autocalificados “partidos de ideas”. Aunque vale rescatar al adefesio del gordo en cueros de la rambla. Símbolo de más de veinte años de abuso fiscal e ineficiencia. Vamos a perdonarlo… es celeste.

Ahora, al momento de la comilona y el escocés: paladar negro. La movida más faraónica fue Ancap y la de Raúl el saudita: 370 mil dólares. Está bien, presidía nuestro monopolio petrolero. Ahora las de Danilo no van en zaga. Aplicó el fiscalazo y se fue “ipso facto” a su sede partidaria a festejar ante las cámaras con murga amiga. Y ahora va a juntar fondos para la política electoral de su agrupación por lo que se está armando una “fiesta fantástica” con un tique a 500 dólares por persona en el Hotel Carrasco. Seguramente que con murga.

Mediocridad de corbata y con mensaje rimado.

Desde ya. Quiero dos tiques.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Edinson Cavani festejando su gol número 151 con la camiseta del PSG

Cavani no quiere hablar del récord de Zlatan

Max caracteres: 600 (pendientes: 600)