Ricardo Reilly Salaverri
Ricardo Reilly Salaverri

Suizos son suizos

En poco tiempo el gobierno frentista ha eliminado del mapa a nuestro derecho comercial y financiero nacional, en aras de entregarnos a la OCDE, organización de potencias mundiales que ha sumado adeptos en base a no se sabe qué beneficios.

En poco tiempo el gobierno frentista ha eliminado del mapa a nuestro derecho comercial y financiero nacional, en aras de entregarnos a la OCDE, organización de potencias mundiales que ha sumado adeptos en base a no se sabe qué beneficios.

Y el equipo económico de Danilo y sus “pesos pesados” atendiendo al quilaje, así nos han enredado a una campaña de “transparencia” financiera y comercial. El tema de las grandes potencias es que sus impuestos son insobrellevables y sus nacionales emigran con inversiones y ahorros a lugares de trato más benévolo.

Se trata de controlar a los ciudadanos en todos sus haceres económicos, como lo hacía la Stasi de Alemania comunista o por el ojo del Gran Hermano, que todo lo espía. Hoy la monserga viene por la supresión de las sociedades anónimas al portador. Forestación, zonas francas, privatización de puertos comerciales, plantas de celulosa, Hotel Conrad, aeropuerto de Laguna del Sauce, el desarrollo turístico del Este se hicieron bajo las normas del viejo y secular derecho común.

Pluna, Ancap, los despilfarros del Pepe, y acortando, los parece que 50 millones de dólares pagados por el BPS de más a los obreros de la construcción por licencias, lo han sido en el nuevo régimen de transparencia.

Abreviando, a partir de estudios de recibo, Suiza, la Confederación Helvética, es un pequeño, hermoso y pacífico país. De los de mejor calidad de vida en el orbe. Desde el tratado de Roma de 1815 es además un país neutralizado. Lo que significa que los europeos acordaron que en caso de guerra no sería tocado y que no iniciaría, ni participaría por sí de guerra alguna. Habiendo conocido Europa muchas guerras importantes, ha sido un refugio de capitales de todo orden, y es parte de su valor llave, a todas luces potente (no es único).

Entre los mitos que le acompañan está el del secreto bancario. Este sufrió reveses especialmente por la constatación de que se había permitido y servido a una defraudación tributaria monumental contra el Fisco de Estados Unidos. El episodio costó cifras enormes a los bancos implicados y el compromiso de colaborar con el Departamento de Justicia norteamericano.

Muchos dicen que se flexibilizó el secreto en Suiza, sin embargo más bien se blindó, ya que se han dictado normas severas que amplían las penas para quienes saquen provecho económico con la venta de información bancaria. La regla alcanza hasta los periodistas.

Parte de la OCDE son dos estados con especialidad en triangulaciones y reserva financiera: los Estados Unidos e Inglaterra. En el primero basta recordar a Nevada (Cristina K entiende de esto) y Delaware, en el otro desde su City domina la estructura de paraísos fiscales más extendida y grande del mundo. No está demás recordar que varios países europeos tienen sus islas del tesoro propias.

En esta hipocresía de la OCDE, nuestro lugar de perros falderos no nos lo quita nadie. Mientras tanto seguimos acumulando transparencias como las citadas al principio. Lo bueno es que no son chiquitas son de millones o ciento de millones de dólares, saqueados a Juan Pueblo.

Total, ¿qué importa Juan? No es miembro de la OCDE.

La pregunta que resta es ¿podrán Danilo y sus gordos parar a las potencias financieras más grandes del mundo? Son entreguistas sin uñas para guitarrero.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)