Ricardo Reilly Salaverri
Ricardo Reilly Salaverri

Credencial al ropero

Se cerró el sport”. Se acabaron las apuestas. Por un rato. Como decía Nardone, “Chicotazo”, al final de sus célebres audiciones radiales. Lo que viene debería ser “al trabajo y adelante”. Eso debería, porque los camaradas dueños del Pit Cnt, quieren reducir las jornadas laborales y cabría entonces no descartarse un “a la huelga, camionadas y pa’atrás”.

Se cerró el sport”. Se acabaron las apuestas. Por un rato. Como decía Nardone, “Chicotazo”, al final de sus célebres audiciones radiales. Lo que viene debería ser “al trabajo y adelante”. Eso debería, porque los camaradas dueños del Pit Cnt, quieren reducir las jornadas laborales y cabría entonces no descartarse un “a la huelga, camionadas y pa’atrás”.

Haré una rectificación. En mi anterior columna dije, traición de la memoria, que el doctor Jorge Elizalde, había fallecido, dando paso como intendente a su suplente. En realidad renunció y se fue por constatarse errores de gestión y bajo presión del Partido Nacional presidido por Wilson Ferreira. También dije que antes del Frente Amplio (1990) no habían en la capital basurales. Debí decir que en donde personalmente residía no los había. En el Cordón, “se sacaba la basura”, la recogían los basureros y a fin de año pasaban tocando pito, y la gente les acercaba un óbolo en agradecimiento (1946-1972), luego en el Parque de los Aliados (1972- 2010), la limpieza y prolijidad eran significativas, hasta que junto con el tráfico, fueron dejando de mantenerse en orden a partir de la llegada del “progresismo”. Hoy en Pocitos en Lázaro Gadea y Roque Graseras (2010-2012), los contenedores desbordados, el olor, los carritos y los paros del sector basura municipal pasaron a ser dantescos. He visto cómo se pasó de algo ordenado al caos, en mi experiencia vecinal.

Lo que sin extenderme ratifico es: la recaudación de US$ 1.600.000 diaria; presupuesto anual superior a los US$ 600.000.000; déficit acumulado US$ 415.000.000, y ainda mais. Obras: corredor Garzón, General Flores y desplome del Cilindro.¿La basura…? La acomodocracia directamente está despilfarrando los impuestos y llevándoselos en buena medida para la casa.

Montevideo y la Concertación. Un triunfo total de la oposición, requería ante el poder establecido y comprador de conciencias, una acción mancomunada, motivación, y presentarse con lo mejor que se tenía. En el Partido Nacional -y la gente en general- hace años nos habíamos hecho a la idea de que Jorge Gandini sería el candidato. Se dedicó a recorrer constantemente Montevideo y lo conocía mejor que nadie. Su impuesta bajada, no solo creó confusión, sino que también decepción. Era el candidato cantado y no había otro similar. Lo del Dr. Álvaro Garcé fue heroico, asumió una dura responsabilidad para la que además no le dieron las armas de combate imprescindibles. Entre ellas una financiación adecuada de campaña. Fue un irreparable error.

El señor Edgardo Novick surgió de la nada y creció con sorpresa pública. Así ha sido su vida, la de un hombre que desde abajo se hizo una posición empresarial y económica, que por lo mismo piensa y ejecuta, que no es un socialista que viene en patota a prenderse de la teta del estado. Es común oír: “dijo lo que debió haber sido el discurso en la campaña nacional de octubre”.

La Concertación permitió el surgimiento de su figura. Debe institucionalizarse y asentar su presencia en la opinión pública en los años que vienen. Otro éxito del Partido de la Concertación: llevó a dos alcaldes propios en la capital. Finalmente en el interior el Partido Nacional confirmó su vigencia y el rol de fuerza opositora republicana fundamental. Felicitaciones a todos. Destaco al presunto Nobel que se quedó con las ganas de Cerro Largo, donde su esposa quería “terminar con Saravia y los blancos de Saravia”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)