Ricardo Reilly Salaverri
Ricardo Reilly Salaverri

Cínico con alas

El año electoral viene calentando los motores. Se inició con la aparición de un expresidente “progresista” llena de rencor —¿será el ausente impacto de su retorno al ruedo el que mueve sus iras?— fue en la Ciudad de la Costa, lejos del pueblo humilde, inmerso en un tablado dentro de la murga “Los Diablos Verdes” tradicional bastión del partido comunista, símbolo de lo que espera al candidato. Ser en su nueva postulación, uno más de la farándula amoral y antihistórica de las organizaciones “socialistas”.

El año electoral viene calentando los motores. Se inició con la aparición de un expresidente “progresista” llena de rencor —¿será el ausente impacto de su retorno al ruedo el que mueve sus iras?— fue en la Ciudad de la Costa, lejos del pueblo humilde, inmerso en un tablado dentro de la murga “Los Diablos Verdes” tradicional bastión del partido comunista, símbolo de lo que espera al candidato. Ser en su nueva postulación, uno más de la farándula amoral y antihistórica de las organizaciones “socialistas”.

La oportunidad nos trae recuerdos más o menos recientes. El ministro Díaz como Ministro del Interior que abrió las cárceles porque los delincuentes son los buenos y la sociedad honesta su victimario. Y, a partir de 2005 empezó el asalto criminal a la población sin contemplaciones en un crescendo imparable, agigantado en los días que corren. Después vino la ministro Tourné —en la repartija de cargos, no había que buscar al más apto, sino que el cargo más relevante del gobierno feudalmente pertenecía al partido socialista— y la vimos en la ducha. En imagen elevada a las redes, probablemente con intenciones de sensualidad, que sintió merecían estado público. Para rematar la gestión realizó un desfile de amazona uniformada con traje de gala policial, pasando revista a caballo a sus tropas al son del bolero “Bésame mucho”. Y en medio del festejo de los malandrínes impunes llegó en la era del “Pepe” el ministro Bonomi. Nunca estuvimos peor, cualquier circunstancia y lugar es campo orégano para los delincuentes. El Dr. Vázquez, en lo que es un agravio a la sociedad víctima de la crisis total del ejercicio de la autoridad legítima del Estado, ha afirmado que su ministro del interior va a ser también el Sr. Bonomi. Si la nación no quiere sopa, pues entonces dos platos.

El Partido Socialista en el “uno para mí, uno para ti, uno para aquel” también se quedó, en la presidencia del rico empresario médico, con la Cancillería. ¿Es posible pensar en un incapaz más grande que Gargano para tal cargo? Bueno, con el actual Canciller y la ausencia absoluta de políticas de estado en el área, la verdad es que se sacan chispas. “Más y mejor Mercosur”. “No al tratado de libre comercio con Estados Unidos”, que representa el 25% del producto bruto mundial, rezaba el canciller. Y, más relaciones con Venezuela un país petrolero fundido y robado desde el gobierno, con la inflación más alta del mundo, la corrupción administrativa de las más altas del mundo y el desabastecimiento de electricidad, luz, agua y alimentos básicos propio del peor país africano.
Bien decía Churchill que “el que a los 20 años no es socialistas es un insensible y que el que a los 40 años sigue siendo socialista es un estúpido”.

Y con memoria y atención actual, ¿qué decir de la enseñanza desde Vázquez en adelante entregada a sindicatos militantes que lo menos que piensan es en su responsabilidad como educadores? Que aparecen en televisión e impresionan más como barras bravas que como personas civilizadas. Con la cabeza sesgada ideológicamente y que han destruido a la enseñanza pública volcada a un caos sin parangón.

Vázquez no puede debatir. Es una persona sin conocimiento de Estado. Y, no tiene propuestas creíbles. Con Pluna, de la que con Astori y Rossi es responsable directo y primero, dice que las culpas son de quien inventó el avión. Los cientos de millones de dólares que el negociado costará a la República, no son invento. Los pagará Juan Pueblo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)